Deudores habitacionales, la crisis puertas adentro en Puente Alto