Vecinos de Bajos de Mena no pudieron abandonar el sector en el 2014