4 enero, 2017

Papeleros históricos: “Expropiar una parte de la empresa es como que nos quiten algo propio”

Son trabajadores que forman parte de la historia de La Papelera de Puente Alto. Todos de tradición familiar han trabajado en el mismo lugar y por lo visto han estado en los momentos malos y buenos de la empresa, “pero nunca nos habíamos sentido tan vulnerables con esto de la idea de expropiar parte de nuestra empresa”, recalca Gabriel Riveros quien por espacio de 43 años ha trabajado en la fábrica de Puente Alto. “No me imagino mi vida trabajando en otro lugar de la comuna y creo que eso es lo que sienten los más de mil quinientos puentealtinos que trabajamos acá”, agrega.
Para Carlos Flores, presidente de unos de los sindicatos de la empresa, “resulta paradojal lo que se ha planteado. Mi padre trabajó acá, yo llevo más de 55 años en la empresa y nunca una calle atravesó el área de producción por lo que es muy raro lo que se está pidiendo ahora. Entiendo que hay una necesidad de conexión vial, pero hay otras opciones que se pueden evaluar”, expresa.
La Papelera inició sus operaciones en el actual lugar donde hoy está emplazada la industria en marzo de 1920, ya que el papel que se producía hace casi 100 años se hacía en base a paja y esta zona era muy fértil en esta materia prima. “Esto era puro campo, incluso el tren llegaba hasta acá especialmente a dejar a los trabajadores. Con el paso del tiempo acá se construyeron casas para los ejecutivos y trabajadores y Puente Alto es sinónimo de La Papelera, por lo que esta disputa no tiene razón de ser. Acá la gran mayoría somos puentealtinos y no queremos ver que nuestra empresa se vea en medio de un conflicto con nuestras propias autoridades municipales”, recalca Gabriel Riveros, otro histórico dirigente sindical de la empresa.
Todos ellos son testigos privilegiados de cómo la empresa y la comuna históricamente han trabajado unidos en el progreso de Puente Alto. “Sin ir más lejos nuestro sindicato tiene un teatro, gimnasio y cabañas de veraneo y no son ocupadas exclusivamente por los trabajadores de La Papelera, sino que han estado siempre a disposición de los vecinos y la municipalidad”, recalca Carlos Flores.
De ser una zona netamente agrícola hoy la comuna es urbana y su crecimiento demográfico ha llevado a las autoridades a pensar en Puente Alto para el futuro. “Pero ese crecimiento, nuevas obras civiles y mejora para los vecinos no puede venir de la mano de amenazas de nuestras propias autoridades comunales. Aquí lo que debemos hacer es seguir trabajando en conjunto, como siempre lo hemos hecho, en un clima de respeto y confianza; sólo así conseguiremos los mejor para todos”, recalca Gabriel Riveros.

Trabajadores papeleros plantean

Trabajadores papeleros plantean