Crónica

19 junio, 2017

Integración y trabajo en conjunto a la comunidad Mapuche

Trabajo conjunto a la comunidad mapuche

Para los Mapuche, la llegada del solsticio de invierno significa el cierre de un ciclo y el comienzo de uno nuevo, el que se celebra a través de los We Tripantu y una rogativa, instancia de renovación, de nuevas energías y un momento oportuno para dar gracias por lo que ha entregado la tierra y también para pedir por un futuro mejor.

 

El compartir esta importante ceremonia, es parte del trabajo que la Mesa Intercultural de la comuna, quienes a través de sus facilitadores interculturales y funcionarios de salud de la Corporación Municipal, han hecho un trabajo de integración para que por medio de los CESFAM, se haga partícipe de este importante hecho no sólo a los funcionarios, sino que también, a la comunidad.

 

“Durante años hemos trabajado por el respeto, la valoración e integración de nuestros pueblos originarios. Un primer reflejo de este compromiso fue la instalación en todos nuestros consultorios de la carta de Derechos y Deberes del Paciente en mapudungún. Ahora, acabamos de inaugurar nuestra Oficina de Asuntos indígenas, con la cual buscamos fomentar la integración y acceso de nuestros pueblos originarios a los servicios y apoyo municipal. Quiero que sientan, que esta línea de trabajo continuará, pues comprendemos que la riqueza social de Puente Alto se sustenta en su diversidad y el respeto a ella”, expresó el Alcalde de Puente Alto, Germán Codina.

 

Para Marcia Leviman, Facilitadora Intercultural del CESFAM Laurita Vicuña, “esta es una acción intercultural en donde nosotros como facilitadores estamos apoyando acciones y una de las más llamativas, es la realización de los We Tripantu en los CESFAM, en donde el significado se asocia al año nuevo occidental pero nosotros no lo vemos tanto como un año nuevo, para nosotros es el termino de un ciclo, basado en el cambio de la naturaleza a partir del solsticio de invierno y como los Mapuches somos parte de la naturaleza, somos parte del cambio que se realiza”.

 

Otro de los trabajos de integración que se ha realizado, es la traducción de la carta de Derechos y Deberes de los Pacientes al Mapudungún, en el año 2012, como una forma de reconocimiento al pueblo Mapuche, la que establece en el artículo 7 que los pueblos originarios tienen derecho a tener atención con pertenencia cultural en los espacios de salud pública, en este caso, los CESFAM.

 

“La idea es que los funcionarios de salud puedan ver esa diferencia que tenemos como pueblo originario, respecto sobre cómo manejar la salud de nuestra comunidad que en Puente Alto es muy grande. Lo que valoramos es que el funcionario vea que tal vez el problema de salud que esta desarrollando la persona tiene que ver con su origen y no necesariamente sea una patología común. Es la forma de tratar y ver las enfermedades lo que nos diferencia”, explicó la Facilitadora Intercultural, quien a su vez, aprovechó de extender la invitación a la comunidad a participar de esta importante ceremonia, a través de su Centro de Salud más cercano.

 

“Creo que una de las cosas fundamentales para participar es entender de que se trata el We Tripantu, un momento importante para nosotros como Mapuches, en donde una de las cosas principales que les pedimos a las personas que quieran participar es tener mucho respeto. Valoren y conózcannos, somos un pueblo histórico que estamos dispuestos a compartir nuestros conocimientos porque creemos que tienen que ser para todos los seres vivos”, expresó Marcia Leviman.