Crónica

10 julio, 2017

Manuel José Ossandón: “Nunca me verán entregado ni bajando los brazos”

Cote agradece apoyo local

Es verdad que Manuel José Ossandón ocupó un par de pañuelos desechables para enjugar las lágrimas que le cayeron espontáneas cuando se dio cuenta que había perdido la primaria presidencial de Chile Vamos frente a Sebastián Piñera. “Pero no lloré por la derrota”, se apura en aclarar el ahora famosísimo Cote Ossandón, que obtuvo casi 375 mil votos en todo el país. “Mi llanto fue de agradecimiento al comprobar que Puente Alto se levantó a votar por mí. Eso vale más que cualquier cosa. Cuando volví a mi casa después de votar vi que una señora iba caminando con su hija y me hicieron una seña como dándome apoyo. Yo le respondí el saludo y me dijo que pese a que no tenía plata para movilizarse había caminado como quince cuadras sólo para apoyarme y ahí se me atragantó la saliva: me di cuenta que si perdía no importaba, porque la gente que votaba por mí lo hacía convencida y porque me creía de verdad. Y me di cuenta también que la gente quiere un Chile Diferente, que no se pudo concretar ahora, pero que lo vamos a lograr más adelante”.

-El problema es que en los números fue una clara derrota frente a Piñera. ¿Cuál cree que fue la gran razón para haber perdido la elección?

-Era una lucha frente a gigantes. Enfrenté a todos los poderes económicos, a los grandes medios de comunicación, a los poderes fácticos, a todas las cúpulas partidarias, amenazaron a los que estuvieron conmigo y así era muy difícil ganar. La derecha más dura, además, creó una campaña del terror sobre mí, diciendo que yo iba a atacar las Afps, que creía en la gratuidad en la educación y eso para los más acomodados es un pecado capital.

-¿Qué viene para usted ahora?

-Seguir como senador, cumplir con mis obligaciones por Chile e integrarme a la bancada independiente del Senado. Me he propuesto que muchas de las cosas que estaban en mi programa presidencial pueda convertirlas en leyes: seguiré batallando para la destrucción de los blocks sociales, para que se hagan casas dignas, para ver un país que entienda que los empresarios no dan trabajo sino que es la gente la que lo da, con su esfuerzo, su espíritu de lucha, su sudor.

-Usando sus palabras, ¿perdió entonces con la derecha económica?

-No siento que haya perdido. Mi votación sin apoyo de partidos, sin lucas y solo con épica tuvo un respaldo impresionante. A mí lo único que me queda es agradecer a Puente Alto, La Florida y todos los que creen en mí. Nunca me van a ver entregado ni bajando los brazos por ellos. Eso es lo más importante.

 

“Me falta un cara a cara con Piñera”

 

Mucho se ha especulado sobre el escenario político que se construirá ahora luego de la victoria de Sebastián Piñera. Algunos dicen que el apoyo de Ossandón está garantizado y el Cote se adelanta a decir que no hay nada definido. “Los votos que la gente me entregó son de cada uno de ellos. No hay voto traspasable y por eso si Piñera quiere rescatar esos votos debe ganarse la confianza de la gente más que la mía. Yo tengo una reunión pendiente con él, donde hablaremos del país, de la ética, de la política actual y ahí veremos qué pasa. No me creo dueño de los votos de nadie, así que no creo que esa reunión con Piñera sea demasiado decisiva”.