Crónica

19 julio, 2017

Grupo solidario “Dame tu Mano” llevó alegría a los abuelitos

Grupo solidario Dame tu mano hogar abuelos

La tarde del miércoles 7 de julio los abuelitos del Hogar de Ancianos Teniente Merino recibieron la especial visita del grupo solidario “Dame Tu mano,  quienes les llevaron su amistad y alegría, a la vez que los regalonearon con regalitos y un rica once.

“Somos un conjunto de personas que en estos momentos soñamos con formar una fundación. Nuestro objetivo es entregar servicios de ayuda a la comunidad, sean estos hogares de ancianos, casas de acogida da niños o gente en situación de calle. Existen muchas personas que lo pasan mal, y pensar en el prójimo es lo que nos motiva”, señala Katherine Romo Vergara, miembro de “Dame tu Mano” y una de sus impulsoras.

Respecto a la visita, relata que fue en una de sus prácticas como asistente de enfermería que conoció a los abuelitos de esta casa de reposo, en donde se sintió muy conmovida por su realidad, pues a la gran mayoría sus familiares y seres queridos prácticamente no los visitan o simplemente se olvidan  de ellos. “Hoy están felices de que estemos acá. Con nosotros se desconectan por un instante de lo que viven día a día, les entregamos unas horas de alegría, llevándoles música, bailes, sus regalitos, a la vez que ellos nos cuentan sus historias, pues necesitan sentirse escuchados”.

 

DIFÍCIL PERO SATISFACTORIA  CRUZADA

“Dame tu Mano” comenzó por un grupo de amigos y conocidos, motivados por la ayuda social. Cada uno de ellos aporta de acuerdo a sus habilidades y profesiones en su área de conocimiento (estilistas, masoterapeutas, etc.) contribuyendo así al accionar del conjunto, llevando su asistencia de forma desinteresa – y autogestionada- a los diversos lugares que visitan.

Su idea es continuar sumando más personas a esta loable iniciativa, pero Katherine cuenta que la tarea en este aspecto no ha sido para nada fácil. “Cuesta integrar a la gente, es difícil sensibilizar en temas de ayuda.  Les aseguro que estas acciones  alimentan el alma, y que los hará mucho mejores personas”.

Marco Arenas, dueño del Hogar Teniente Merino, indica que en la actualidad el lugar atiende a 22 abuelitos. “La gran mayoría lleva bastante tiempo acá. Aquí se les atiende muy bien, les traemos kinesiólogos y otros profesionales que se preocupan mucho de su salud”, sostiene. “Para muchos de ellos, nosotros somos su única familia… sabemos que no podemos reemplazar a sus seres queridos,  pero acá les entregamos el mayor cariño posible.  Agradecemos  enormemente visita que tuvimos de “Dame tu Mano”. Los abuelitos están muy felices”, agrega.