Crónica

21 julio, 2017

El arte del wushu llega a Puente Alto para rehabilitar a nuestros usuarios

El Wuchu llegó a Puente Alto

Héctor Toledo, funcionario del Centro de Especialidades San Lázaro de la Corporación Municipal de Salud, Educación y Atención de Menores de Puente Alto es, desde hace años, seleccionado nacional de wushu, deporte milenario que nació en China para la defensa personal y el desarrollo espiritual donde comparte sus conocimientos con los usuarios en su etapa de rehabilitación.  

El wushu es un deporte milenario que nació en China y es conocido mundialmente como kung-fu. Durante años esta disciplina oriental se expandió a diferentes países adquiriendo diversas características culturales, étnicas y filosóficas.

La práctica de este deporte tiene dentro de sus principios el ataque y defensa, mientras que otros integrantes se centran en la búsqueda del bienestar y la salud. Es por esto que el wushu  es practicado por cientos de personas en el mundo. Fue en 1991 el año que se realizó la primera edición del Campeonato Mundial en Beijing, donde la esencia de la competencia fue promover la práctica de esta especialidad entre los participantes e incentivar el intercambio cultural.

Héctor Toledo es un destacado exponente puentealtino de este deporte. Lo practica desde hace 17 años y dentro de su experiencia destaca el curso que realizó el año 2011 en Beijing en el Sport University donde obtuvo el tercer grado en Duan Wei otorgado por la Chinese Wushu Association  y el año 2013 en Campinas, Brasil, la certificación de entrenadores de la especialidad. Además, Héctor Toledo es kinesiólogo de profesión y trabaja en el Centro de Especialidades San Lázaro, entidad que pertenece al Área de Salud de la Corporación Municipal de Educación, Salud y Atención de Menores de Puente Alto. Es en ese lugar donde su experiencia en esa disciplina deportiva la ha traspasado con el fin de ayudar en la recuperación de pacientes que necesitan tratamientos contra el Parkinson, lumbago, síndrome de Guillain-Barré entre otras, para lo que utiliza el método del taichí.

Es así que para el alcalde de Puente Alto, Germán Codina, es “un tremendo orgullo tener a un representante de un deporte milenario en nuestro equipo de Salud. Sabemos el trabajo que realiza Héctor con cada uno de sus pacientes. Es importante para nosotros el integrar nuevas técnicas que puedan ir en ayuda de nuestros vecinos, más aún cuando quien las aplica posee vasta experiencia y especialización en su área”.

Recientemente Héctor Toledo participó en el Campeonato Sudamericano de la especialidad que se desarrolló en Montevideo, Uruguay, del 5 al 9 de julio pasado donde obtuvo una medalla de oro y bronce para nuestro país. Desde el año 2009 es seleccionado nacional de wushu donde ha dejado el nombre de Chile y de Puente Alto en lo más alto de esta disciplina deportiva.

“Acá les enseño a trabajar con la conciencia del cuerpo desde la postura a la rehabilitación. Abrimos talleres de taichí para combatir el Parkinson donde les enseñamos el autocuidado, expresión, modulación. El año pasado hicimos un taller de taichí adaptado para que el usuario que asiste a una terapia, después tenga la opción de mantenerse con una actividad física controlada. Acá siempre me han dado las facilidades para trabajar e incorporar los talleres en las actividades, como por ejemplo las jornadas de inclusión y rehabilitación”, comentó Héctor Toledo.

Durante este año nuestro representante viajará a Rusia para participar en el Mundial de la especialidad que se desarrollará en los meses de septiembre y octubre en tres disciplinas sable (Daoshu), palo (gunshu) y mano vacía (changquan).