Crónica

30 julio, 2017

Ossandón escribe a electores respecto de su reinscripción en RN

Cote Ossandón a electores

Queridos amigos y amigas de Puente Alto, Pirque, San José de Maipo y La Pintana

Les escribo porque quiero darle las gracias a cada uno de ustedes por la gran campaña que hicimos. Es por ustedes que me presenté a las primarias y es por ustedes que seguiré trabajando como senador. Siempre supimos que era muy difícil ganarle a los poderosos y que teníamos todo en contra, pero estoy muy tranquilo porque fuimos capaces de demostrar que somos muchos los que queremos un Chile más humano, justo y solidario. Les doy las gracias de todo corazón por haberme apoyado y creer que es posible construir un Chile Diferente, aun cuando varios que quisieron votar no pudieron hacerlo porque la ley no los dejó.

Como ya sabrán, me reinscribí en Renovación Nacional. Les quiero decir que pueden estar tranquilos. Ustedes me conocen, no me voy a quedar callado frente a los abusos ni nadie va a impedir que siga denunciando a los que se aprovechan de su poder. Yo me guío por principios y valores, nada ni nadie va a cambiar eso. Soy el mismo de siempre y seguiré dando la pelea para que todos los chilenos que lo necesiten puedan ir a la universidad sin tener que vender su alma, insistiré hasta el cansancio para que los que se coluden vayan a la cárcel y no pararé hasta que se cambie la Ley de Pesca que deja todo nuestro mar en manos de unos pocos. Porque quiero esto y mucho más es que me di cuenta que lo mejor que puedo hacer es volver al partido y cambiarlo desde adentro, solo así podremos sacar a la vieja política. Créanme, no vuelvo por las personas que hoy dirigen el partido, vuelvo por ustedes y por los militantes anónimos que trabajan silenciosamente por hacer de este, un Chile mejor, donde todos tengan cabida y puedan cumplir sus sueños.

Amigos y amigas, no los defraudaré, voy a seguir trabajando porque todo lo que hemos construido juntos pueda llegar a cada rincón de Chile. Seguiré yendo de frente y, con la mano en el corazón, me comprometo a seguir defendiendo a los que hoy no tienen voz.

Un abrazo,

 

Manuel José Ossandón