Crónica

4 agosto, 2017

Damas de Rojo filial Puente Alto celebró 51 años de vida

Damas de Rojo 51 años

La mañana del jueves 27 de julio en la capilla del Parque Nuestra Señora de Gabriela tomó lugar la tradicional  Misa de Acción de Gracias en la cual se celebra un nuevo año  de las Damas de Rojo filial Puente Alto, quienes prestan una maravillosa, abnegada y solidaria labor a los enfermos del Hospital Sótero del Río.

En las celebraciones de este 51º aniversario estuvieron presentes autoridades locales como el diputado de la República Leopoldo Pérez, y damas de otras instituciones hermanas, como la Damas de Amarillo, Cruz Roja filial Puente Alto y la presidenta del Club de Leones de la comuna.

El párroco Rodrigo Magaña dio por iniciada la eucaristía, entregando a su vez la bendición a los asistentes, destacando la bella acción que realizan a diario las Damas de Rojo. “Su voluntariado hace un trabajo bastante ‘hormiga’ pero con una gran dedicación. Se dice que la tortuga, que avanza a paso lento llega más lejos que la liebre que se queda detenida a descasar. La tortuga va lenta, pero se va dando cuenta de muchas cosas en su camino, se le va abriendo el mundo, y eso ocurre con ustedes, y si su trabajo se hacen con respeto y dedicación, es mucho más valorable”, señaló,

La presidenta de las Damas de Rojo, María Cecilia Díaz, dirigió unas palabras a continuación, visiblemente emocionada. “Llevo 25 años en la institución, el tiempo pasa muy rápido. Cuando ingresé, éramos cerca de 82 voluntarias y hoy somos 42… unas ya han partido, otras se han enfermado y muchas ahora deben cuidar a sus nietos. Lamentablemente no ha llegado gente nueva. Parece que las personas hoy están más aferradas a lo material que a entregar caridad y amor a quienes más lo necesitan (…) Este es un voluntariado en que ayudamos mucho en lo espiritual a las personas, pues sabemos escuchar y a la vez dar consejos. Somos muy queridas y eso nos enorgullece”.

 

RECONOCIMIENTO

Un especial momento se vivió cuando se le brindó un reconocimiento y entrega de un presente a Verónica Gallego, matrona del Sótero del Río, que por 40 años desarrolló labores en el hospital, conociendo y trabajando codo a codo con las Damas de Rojo filial Puente Alto en todo ese tiempo. Muy conmovida por el gestó, gradeció a la institución, pues las voluntarias “siempre fueron una mano amiga para los pacientes del reciento”.

El diputado  Leopoldo Pérez a su vez, también manifestó su aprecio y apoyo a la labor ejercidas por el noble voluntariado. “Son un orgullos para la comuna verdad hoy es poca la gente que se dedica de corazón a actividades de labor social. Ustedes son un gran ejemplo”, sostuvo.

Ya finalizando, con la entonación del himno de las Damas de Rojo, se procedió a compartir de un desayuno, cerrando de esta forma las celebraciones de su aniversario número 51º.