Crónica

20 agosto, 2017

Banda de guerra del Adulto Mayor viajó a Arica

LA BANDA DE GUERRA DEL ADULTO MAYOR EN ARICA

El presidente de la Agrupación de Bandas de Arica realizó una invitación a la banda de Puente Alto, la que se desplazó en pleno el pasado sábado hacia la ciudad de la eterna primavera, encabezada por su presidenta, la señora Berta Benavente.

En el aeropuerto de Chacalluta fueron recibidos por las autoridades locales, quienes los trasladaron de inmediato a un lujoso hotel “Sol de Arica”, que por esas circunstancias de la vida, su propietario arraigado hace 45 años en esa localidad, es un puentealtino de tomo y lomo, nacido en la Papelera, don Jorge Aragón Vivanco, quien saludó cordialmente a cada uno de los integrantes de esta delegación.

 

EMOTIVOS APLAUSOS

Una vez entregadas las habitaciones, fueron  llevados hasta el Morro de Arica a una visita al museo histórico donde se guardan los relatos, imágenes y material de combate que hace 200 años ese puñado de chilenos ganó la cima. Luego de un almuerzo, se prepararon para iniciar un desfile por las calles céntricas locales, donde el público observaba asombrado y aplaudía al paso de la banda que entonaba sus marchas, hasta llegar a la catedral de San Marcos, donde la banda hizo su presentación, junto  otros elencos invitados, como la de Doñihue, Coltauco, Talca, Antofagasta, Calama, Pica y las bandas locales.

Posteriormente,  el domingo a primera hora, la banda se traslado hasta el Estadio Carlos Dittborn, para darle realce a la actividad de competencias regionales. Cabe destacar que cuando Puente Alto hizo su presentación, en el segmento  desencajonamiento, el público, niños y las bandas participantes,  se pusieron de pie, aplaudiendo de forma eufórica a los puentealtinos. Fue una actividad maravillosa.

Al término del evento, la organización premió a los de la provincia Cordillera, con una condecoración para cada uno, por su gallardía y prestancia, las que las lucieron hasta regresar a Santiago, este lunes 14 agosto. Fue un viaje relámpago con una agenda repleta de actividades.