Reportaje

22 agosto, 2017

La balacera que puede cambiar el carrete puentealtino

2.- reportajes

Podría haber terminado de la peor forma posible, pero la fortuna hizo que las cuatro personas alcanzadas por proyectiles de un arma de fuego, al interior del pub -ubicado en calle José Luis Coo- quedaran solo con lesiones.

La pesadilla para estas personas comenzó a desencadenarse en la madrugada del sábado 12 de agosto pasado, cuando uno de los asistentes a la discoteque, identificado como Yerko Soto Espinoza, fue expulsado del local debido a su agresivo comportamiento.

Con copas de más en el cuerpo y su carácter impulsivo, este hombre, que tiene antecedentes penales, volvió minutos más tarde hasta el pub discoteque, pero esta vez portando una pistola 9 milímetros.

Sin importar las consecuencias, este antisocial ingresó enceguecido de ira, disparando en cuatro oportunidades en el interior del establecimiento. Luego, antes de salir arrancando por el pasaje de salida a la calle José Luis Coo, desarrojó un último tiro, para luego correr.

Al interior de la discoteque todo era confusión y miedo, toda vez que las cuatro personas cayeron al suelo, tres de ellas por el roce de las balas, mientras que una por el impacto -sin salida de proyectil- en su pierna derecha.

El joven, identificado como Rodrigo Ferrada Atala, entró de urgencia en el hospital Sótero del Río, donde se lo estabilizó.

“No tiene mucha seguridad. Mientras revisan a uno, el otro puede pasar al lado. Aquí casi siempre hay peleas. Sino es adentro, es afuera”, comentó una clienta habitual a un medio de comunicación nacional, tras los hechos.

 

CÓMO PREVENIR

Este desgraciado hecho se viene a sumar al ocurrido en mayo de este mismo año en la discoteque Santo Demonio.

Allí,  un joven de 24 años terminó baleado en ambas piernas tras un fuerte altercado con otro sujeto.

Para el concejal puentealtino, Juan Marticorena, lo ocurrido tiene que encender las alarmas de las autoridades locales.

Para el edil, la primera responsabilidad es de los propietarios de los locales, quienes deben invertir en que sus recintos sean seguros.

“Son ellos los que deben reforzar las medidas de seguridad. Tener más controles en el acceso. Prevenir todo tipo de  actos violentos”, expresó el concejal a Reportajes de PALD.

Sin embargo, para muchos dueños esto significa que tienen desembolsar más dinero en personal, lo que muchas veces no están dispuestos, apostando a que la misma gente se autocrontola para ‘pasarla bien’.

Por otro lado, cada vez los hechos de estos tipo son más comunes, debido a que los delincuentes se mezclan entre los clientes, buscando, en algunos casos, este tipo de hechos para hacer notar su supuesta superioridad.

Desde el mismo pub puentealtino lamentaron la situación, entregando una declaración pública.

‘Fue un incidente aislado que se escapó de las manos. Gracias a Dios no es algo recurrente, como pasa en otros lados’, dice parte del texto.

 

¿RESTRICCIÓN EN LA VENTA DE ALCOHOL?

 

Desde el uno de agosto pasado, en la comuna vecina de La Florida, entró a regir una ordenanza municipal que pone límites al expendio de alcohol.

Según la normativa, solo se podrán vender bebidas alcohólicas hasta las 03:00 de la madrugada durante los fines de semana y hasta la 01:00 el resto de los días, lo que obviamente generó el rechazo total de los empresarios y locatarios nocturnos.

“(La ordenanza) no responde a un capricho personal, sino a una decisión municipal y está informada por las policías y familias”,   ha dicho el alcalde floridano, Rodolfo Carter, quien reforzó la medida en base a los más de 400 delitos generados por personas en estado de ebriedad en las afueras de discotecas, de acuerdo a datos del Ministerio Público.

“En vez de vender alcohol podrían pensar en cómo alimentar con el bajón a los jóvenes pasadas las tres de la mañana”, expresó la autoridad alcaldicia, tras las críticas de los dueños de recintos nocturnos.

Cabe indicar que en ciudades como Nueva York y Londres, también hay restricciones de este tipo, las que son asumidas sin problemas.

Para la  Asociación Nacional de Empresarios Nocturnos (Anetur), la medida tomada por La Florida, afectará a 400 dueños de locales.

Fernandez Bórquez, presidente de Anetur, aseguró que esta medida está basada en dos errores jurídicos.

“Sostengo que esta medida es ilegal. El alcalde se basa en el artículo 21 de la Ley de Alcoholes, que lo faculta a restringir el horario de apertura y cierre de los locales, no el horario de venta de alcohol”, aseguró el empresario.

Para el concejal Marticorena, este tipo de medidas son extremas, ya que van es desmedro de los locatarios, que al final de cuentas deben velar para que sea rentable.

“No estoy de acuerdo en la restricción en la venta de alcohol. Lo que sí, reitero, es que los dueños deben controlar más a sus clientes. Seleccionarlos. Que no entre cualquiera sin revisión. Más guardias, más cámaras y evitar los excesos al interior los recintos. Con esas medidas, se estarán ahorrando estos problemas”, dijo el edil a PALD.

“Trabajar en este tipo de rubro es complicado, ya que hasta la persona más tranquila se toma un trago más de su cuota y empieza hacer problemas”, expresaron desde el Pub Ok Club.

Al cierre de esta edición se estaba analizando en el concejo comunal lo ocurrido en esta recinto de diversión y si es factible o no una restricción.

Pese a ello, lo primordial seguirá siendo cómo este tipo de centros dan más garantías a los clientes, en especial a las mujeres, que suelen ser acosadas o que resultan con lesiones por riñas.

Más de alguno dirá que todo tiempo pasado fue mejor, pero para los lolos de hoy, lo mejor empieza después de la una de la madrugada, donde la ‘previa’ ya dejó más de alguno con copas de más. Es ahí donde la seguridad de los pub o discoteque debe actuar. Es mejor no dejar a un cliente odioso, que lamentar que los clientes buenos no vuelvan nunca más.