Crónica

5 septiembre, 2017

Capitán Luis Alvarado, subcomisario de la Subcomisaría San Gerónimo

Capitán Subcomisaría San Gerónimo

Desde enero del presente año asumió la jefatura de la ahora Subcomisaría San Gerónimo el capitán Luis Alvarado Pinto, llegando desde la sureña localidad  de Temuco, quien anteriormente también desempeñó cargo similar en una Tenencia cercana de la ciudad de Osorno.

“Soy el primero de mi familia en ingresar a Carabineros. Mi padre es controlador aéreo por lo que estaba algo acostumbrado a movilizarme seguido de un lado a otro”, cuenta el capitán.  “Desde la enseñanza media que nace el interés, buscando una alternativa profesional distinta a las carreras tradicionales, buscando una mezcle entre  trabajo social y militar. Esos factores hicieron que decidiera a ingresar a la Escuela de Carabineros de Chile”, agrega.

A sus 30 años, el capitán –de profesión ingeniero en riesgos- arribó hace 8 meses a Puente Alto, específicamente al sector de Bajos de Mena para desarrollar sus labores profesionales. “Cuando uno llega a un nuevo lugar, lo primero es conocerlo, trabajar con las Juntas de Vecinos quienes son los voceros de la comunidad, lo que se realiza a través de la Oficina Comunitaria (MICC) con personal delegado de cuadrante. Eso me permite a mí y a la unidad contar con la información real y oportuna de los problemas e inquietudes de los vecinos, lo que es parte de mi responsabilidad”, sostiene

 

EFECTOS DE LA NUEVA 66º COMISARÍA BAJOS DE MENA

El pasado 13 de junio se inauguró finalmente a nueva 66° Comisaría de Carabineros en Bajos de Mena (La Lechería con Juanita), un moderno edificio de más de mil 600 metros cuadrados, reciento que era largamente esperado por los vecinos que acusaban inseguridad del sector, en una acto en que contó con la presencia de  la presidenta de la República Michelle Bachelet, entre otras autoridades.

“Lo más importante de la nueva comisaría es que viene a ayudar y fortalecer el trabajo en la zona. Su entrada en funcionamiento nos ha permitido descongestionar y trabajar de mejor forma la atención a público tanto en los respectivos servicios de guardia, denuncias, y también en una mejor forma de asistir los requerimientos de la gente en la población. Se ha sentido ese cambio. Lo hemos conversado con las juntas de vecinos, quienes se muestran muy conformes”, sostiene el uniformado.

A la vez, indica que el aumento de la sensación de seguridad se ha manifestado en la opinión de los vecinos. “La inauguración de esta nueva comisaría trajo muchas aspectos positivos a la zona, lo que también se ha respaldado con cifras positivas, así que como unida también nos encontramos muy satisfechos por este motivo”, concluye el capitán.