Crónica

4 octubre, 2017

Alejandro Guillier visitó Puente Alto y este periódico

Alejandro Guillier entrevista

 

Sociólogo, periodista, senador y candidato a la presidencia: ése el CV de Alejandro Guillier Álvarez, quien recientemente visitó la capital provincial, oportunidad en que desarrolló actividades de campaña y cuya primera parada fue el periódico PALD.

En una conversación distendida, el candidato presidencial de Fuerza de Mayoría contó que en los años 90 venía frecuentemente a la provincia Cordillera a realizar capacitaciones junto a una federación alemana, en materias de “formación para la democracia”. También ofició un par de veces como maestro de ceremonias en presentaciones de grupos culturales. “Recuerdo una vez en la Plaza de Armas, un curadito nos echó a perder un acto, fue el foco de atención, pero igualmente lo pasamos muy bien con la gente”, señala. “La vez anterior que estuve acá fue en campaña de  recolección de firmas y a la vez, apoyando a candidatos a concejales y alcaldes”, agrega.

Consultado por la reciente encuesta CADEM, en que subió 4 puntos (22%), la que nuevamente fue liderada por Sebastián Piñera con un 41%, Guillier asegura que habrá una segunda vuelta presidencial, y en este panorama el resultado será muy estrecho. “En la segunda vuelta va a ser muy importante el despliegue territorial, que es nuestro fuerte. Vamos a tener que hacer un trabajo más de puerta a puerta, estar en las ferias, plazas etc. la austeridad nos obliga a ser más creativos”.

La misma encuesta arrojó que un 11% de los votantes con mayor probabilidad de ir a votar aún se encuentran indecisos. Al preguntársele como se “encanta” a ese porcentaje, responde: “tengo el convencimiento que Chile ha cambiado una enormidad y no hay deseos de retroceder. Esta es una sociedad donde la gente exige ser incluida, ya sea en temas de género, de pueblos originarios, integración de personas con discapacidad, migrantes, todos buscan una sociedad más acogedora”.

En la misma línea, agrega: “la gente quiere también poner fin a los abusos de los poderosos, a las colusiones, que perjudican al ciudadano, a las tasas de interés abusivas de los bancos con las personas de menos ingresos, al sistema previsional, que muestra ganancias altísimas que no se condicen con el pago de las pensiones, etc. Todo eso cansa al chileno  de clase media trabajadora, que en todas estas materias espera reformas bien hechas, las que se harán en un futuro gobierno”.

 

EDUCACIÓN, SALUD Y EMPLEO

Dentro de los puntos que Guillier espera fortalecer en un eventual gobierno, es el del  acceso de gratuidad en la educación, en el que desea avanzar mucho más, poniendo énfasis en “mejorar la calidad” en las aulas, volviendo a una educación “integral” con profesores empoderados. Reconoce que el tema de la deuda CAE es sí algo que se debe solucionar. “Eso requiere de políticas públicas”, admite.

Otro de sus ejes será entregarle más fuerza a la salud primaria, para “poder contener esta tendencia de los chilenos a enfermarse cada vez más.  Tenemos índices altos de obesidad, diabetes,  etc. y es por eso que el deporte en todas las instancias está asociado a mejorar nuestra calidad de vida. Tenemos records  a la vez en enfermedades psiquiátricas, debido al stress y las exigencias del día a día, como el trabajo y estudios, lo que debe disminuir”.

En relación al empleo, sostiene que el país necesita de políticas fuertes de capacitación, indicado que lamentablemente mucha burocracia aleja o dificulta las  inversiones extranjeras, por lo cual  deben acelerarse en este ámbito algunos procesos, como por ejemplo, los estudios de impacto ambiental, “los que muchas veces quedan durmiendo en los escritorios de personas no tienen las conocimientos técnicos necesarios para realizarlos”.

Finalmente, se muestra optimista que en una segunda vuelta contará con el apoyo de la Democracia Cristiana, partido que hoy corre con candidata propia, en la figura de Carolina Goic. “Eso no lo dudo, puesto que creo que todo el mundo progresista se unirá y reagrupará en un panorama como ese para vencer a Piñera”, concluye.