Policial

8 enero, 2018

Pareja fue detenida por robo con intimidación

detenidos-carabineros

 

Una pareja fue detenida por su responsabilidad en un robo con intimidación que afectó a una transeúnte. Los involucrados quedaron al descubierto cuando cruzaron una calle por un sector no habilitado y casi son atropellados por un vehículo policial de la 38ª Comisaría de la comuna que efectuaba labor preventiva.

Los hechos por los que fueron detenidos y puestos a disposición del Juzgado de Garantía de Puente Alto Daniel  Carreño Aránguiz y Katherine Vallejos Sepúlveda, ocurrieron en horas de la tarde en las cercanías de Luis Matte Larraín con calle Creta.

En el desplazamiento del vehículo policial detectaron a un hombre y una mujer que cruzaron corriendo a mitad de calle, con serio riesgo de accidente, al punto que casi son alcanzados por la patrulla.

En esas circunstancias se fiscalizó a los mencionados, momento en el que al teléfono del cuadrante ingresó una llamada denunciando un robo en las inmediaciones del lugar. En la comunicación, la voz de una mujer entregaba características físicas y de vestimentas de los involucrados, quienes casualmente eran las mismas personas que estaban siendo fiscalizadas.

El hombre y la mujer se habían apoderado de una mochila con diversas especies, entre las que se contaba documentación personal y un teléfono de una prestigiosa marca norteamericana.

En ese mismo instante se les efectuó un control de identidad y en el registro de vestimentas, se estableció que la mujer tenía en su poder una serie de especies de las que no supo explicar su procedencia. De hecho mantenía una cédula de identidad que no coincidía con sus características y que, finalmente, correspondía a la de la mujer que acusaba haber sido víctima de robo.

Paralelamente se revisó al hombre que mantenía oculta un arma de fuego, la que posteriormente fue reconocida por la denunciante como la utilizada en la intimidación. El sujeto la portaba en una mochila, que también era de propiedad de la víctima.

Al acudir al lugar de la fiscalización, la afectada reconoció de inmediato a sus atacantes, pero además se comenzaron a realizar llamadas a su teléfono celular,  verificándose de igual modo que el Iphone que estaba en poder de la mujer era también de su propiedad.