Crónica

24 enero, 2018

Carabineros genera reencuentro de mellizas

Carabineros genera reencuentro de mellizas

 

Gestiones de la  Oficina de Integración Comunitaria de la 66ª Comisaría de Bajos de Mena, permitieron un emotivo encuentro de hermanas mellizas  que perdieron el contacto hace más de cuatro décadas, sellando con un fuerte y emocionado abrazo el compromiso de no volver a distanciarse y por cierto recuperar los años perdidos.

A principios de año y luego de intentos frustrados por buscar a sus hermanos, Ana Delia Fica. En compañía de su hija, tomaron la decisión de acercarse a carabineros de Bajos de Mena con la esperanza de avanzar en la búsqueda y poner fin a la angustia que generaba en Ana no saber de su familia directa.

Siendo muy joven ella  se casó y se trasladó a Santiago, sin saber que esa decisión significaría el distanciamiento forzado de su melliza. Explica que siempre estuvo la gana, “pero no existían los medios, ni económicos  ni de conexión”.

Fue así que funcionarios de la 66ª comisaría, tras gestiones de análisis y búsqueda de información con datos proporcionados por la mujer de 64 años, se pudo establecer que un hermano había fallecido, pero que continuaba viva su hermana gemela Elsa del Carmen Fica, la que a más de 1000 kilómetros de distancia también tenía la esperanza de concretar este reencuentro, antecedente que surgió con carabineros de la 5ª Comisaría de Puerto Montt, perteneciente a la Prefectura de Llanquihue.

Hechas coordinaciones, funcionarios de la sureña ciudad ubicaron a la mujer en la población Chile Barrio confirmando que el interés por volverse a ver era mutuo. “Cuando vi a carabineros me asusté y después cuando me dijeron que mi hermana me buscaba me puse a llorar”, confidenció Elsa, develando que era una necesidad que tuvo desde hace muchos años

A partir de ese momento se estableció un contacto a través de redes sociales, para finalmente coordinar el reencuentro que se materializó ayer en dependencias de la comisaría ubicada en avenida Juanita, muy cerca del domicilio actual de Ana Delia en la villa Monseñor Alvear.

Según relató el suboficial jefe de la Oficina de Integración Comunitaria,  Héctor González Unda, era tanta la emoción contenida  de ambas que cada vez que hablaban del tema se ponían a llorar, pero el primer y gran paso ya estaba dado y sólo era cuestión de días el estar nuevamente  juntas después de cuatro décadas.

El poder reencontrarse tuvo dificultades que fueron salvadas con éxito, debido a que funcionarios de carabineros de Puerto Montt financiaron los pasajes de Elsa y de una acompañante, lo que permitió que ayer, en horas de la mañana, se materializara tan ansiada ocasión de volver a mirarse a los ojos y abrazarse con fuerza.

De hecho, fue de esa forma. Ana estaba esperando en una oficina y apenas ingresó su melliza Elsa se abrazaron fuertemente inundando el ambiente de emoción.

Junto a personal comunitario, en la oportunidad estuvo el Capitán Marcelo Orellana Vega, quien destacó la labor silenciosa de carabineros más allá de sus obligaciones policiales. “Los que nos permite llevar alegría a muchas familias. Son cosas lindas y constantemente las estamos haciendo”, destacó.

Las hermanas Fica se mostraron muy agradecidas de carabineros y se declararon abiertamente fans de la institución uniformada. “Se portaron muy bien, nos acogieron con mucho respeto y pude concretar mi sueño de volver a mi hermana”, comentó Ana Delia.

Tras el momento emotivo vino la larga y merecida conversación entre ambas, la que por cierto debe continuar ya que eran hartas cosas las que se tenían que contar. Al menos en eso estaban, poniéndose al día y haciendo planes.

 

(Nota en edición impresa de 24.1.18)