Reportaje

16 abril, 2018

Cuatro crímenes que aún no tienen culpables

reportajes crímenes sin culpables

El pasado 18 de marzo, pasadas las 6 de la mañana, el joven Nelson Jiménez, Meza, de 28 años, falleció tras ser arrollado  de manera intencional por el conductor de un automóvil, el que luego se fugó.

El hecho, ocurrido en Concha y Toro y Circunvalación Salvador Allende, destrozó a una familia y -de paso- aumentó la lista de crímenes en Puente Alto durante este 2018 y que a la fecha no han tenido detenidos ni sospechosos.

Desde enero hasta el cierre de esta edición, son cuatro los casos que no tienen avance en la investigación, en dos de ellos, los familiares han pedido en más de alguna ocasión a las autoridades respectivas que se les informe de las acciones tomadas  y si hay o no novedades.

Sin embargo, la respuesta es que se está indagando o que se ha decretado secreto en la investigación para el “éxito” de la misma.

Pero estas situaciones no dejan conforme a los cercanos de las víctimas, quienes quieren acciones concretas y que no haya impunidad.

 

“NO SABEMOS NADA”

 

La muerte de Nelson Jiménez Meza, fue brutal.

El joven, quien estaba en compañía de un grupo de conocidos arriba de un vehículo particular, tuvo una discusión con el chofer del móvil -de nombre Fernando-.

Tras ello, se bajó del vehículo y se subió a la vereda, momento que el chofer aprovechó para acelerar a fondo y lanzarle el móvil, arrollándolo de manera violenta, falleciendo Nelson Jiménez de manera inmediata.

Luego de esta delictiva acción, el conductor se dio a la fuga, sin que hasta ahora se dé con su paradero o se sepa más de él.

Una mujer, acompañante de la malograda víctima, es una de las pocas testigos de este suceso y quien ha entregado los datos que han permitido -en parte- desentrañar qué pasó en ese momento.

Para su familia han sido días de profundo dolor, donde han tenido que acudir al Ministerio Público para conocer en qué va la investigación.

“No tengo ningún resultado. A la fiscalía he ido como cuatro veces. Se decretó el secreto de la investigación. Así me respondieron y que no hay ningún dato”, contó reportajes de PALD, Nelson Jiménez, padre de la víctima.

 

El dolido hombre, reveló que un miembro de la familia se puso en contacto con la Bicrim de Puente Alto, desde donde le indicaron que no les había llegado ninguna orden de detención para este caso.

¿Ustedes como familia entregaron algún tipo de datos que manejan sobre el caso?

-Yo esa parte no la tengo claro, porque no sé la responsabilidad de las personas. Según lo que me comunicaron, es que se está investigando, que hicieron un empadronamiento y eso. No sabemos nada más.

Es como si no hubiera pasado nada. Yo creo que si hubieran atropellado a un perro, habrían saltado los animalistas y lo hubiesen defendido. Lamentablemente es un ser humano. No hay ningún avance. Estamos en ascuas porque nadie nos ha dicho, ‘esto pasa’. Cero.

Si bien Nelson Jiménez reconoce que fueron bien atendidos en la Fiscalía, hasta el momento no saben nada más de lo que atestiguó la joven acompañante.

Consultado si se harán parte de la investigación a través de un abogado querellante, el progenitor comentó que como familia no lo han resuelto aún.

 

“ENTREGAMOS NOMBRES”

 

La madrugada del nueve del marzo pasado,  Luis Alfredo Yáñez Sepúlveda, de 28 años, fue víctimas de una fatal equivocación.

El joven, que trabajaba como panadero en la panadería San Pancracio, en Puente Alto, recibió un impacto de bala percutado desde un vehículo en movimiento, en la intersección de Arturo Prat con Perú, tras ser confundido con un “sentenciado” de parte de una banda narco.

“El willy”, como lo apodaban, se dirigía en bicicleta a su lugar de trabajo, pero nunca llegó al turno de esa noche.

Desde que se conoció su muerte, los datos de los autores comenzaron a surgir por todos lados. La familia recibió antecedentes y hasta fotos. Sin embargo, nada de eso ha permitido a la detención de los involucrados y responsables de este asesinato.

Nancy Yáñez, conversó con Reportajes de PALD y se quejó por la lentitud de la investigación.

“No ha pasado nada. Solamente la PDI entregó su informe a la fiscalía y que se estaba investigando. Nosotros le entregamos hasta los nombres y no sé por qué no avanza”, dijo molesta la hermana de “Willy”.

La familiar, explicó que su cuñada es la que tiene claridad absoluta de lo que pasó esa noche del 9 de marzo, pero que a la fecha  se sienten como estar de “brazos cruzados”.

Para ti, ¿los responsables de la muerte de tu hermano están identificados?

-Yo me sé los apodos, nada más, pero mi cuñada conoce el nombre de los tipos.

Ustedes esperarían más rapidez en la investigación.

-Claro, porque no ha avanzado nada, nada. Se supone que a mi hermano lo mataron por equivocación porque pensaron que él había sido el responsable de un disparo que hirió a otra persona, la que finalmente murió hace dos semanas.

En el velorio de este hombre estaban todos los que mataron a mi hermano.

Si hubiese sido todo más rápido, fácilmente los hubieran detenido.

Nancy reveló también que no han recibido ningún apoyo de los estamentos  pertinentes, como del Centro de Atención a Víctimas, y que solo desde el Fosis se le gestionó una consulta al psicólogo para su pequeño hijo.

 

SIN DATOS

 

La tarde del 19 de enero de este año, se produjo el primer crimen de 2018 en Puente Alto, luego que un hombre fuera apuñalado a las afueras de su casa, en la villa San Miguel V.

De acuerdo a lo que se conoce hasta ahora, vecinos del pasaje Canapues, avisaron a Carabineros de la 66° Comisaría Bajos de Mena de la existencia de un cuerpo en la vía pública y que presentaba una herida sangrante.

Al llegar al lugar, constataron la presencia del  cadáver, el que presentaba una lesión mortal en el pecho,  desconociéndose -hasta ahora-  las circunstancias y lugar de la agresión, ya que  la víctima caminó herido de muerte hasta caer a las afueras del portón de la casa de su padre, donde residía.

La víctima de este homicidio fue identificada como César Alexis Otarola Bravo, de 31 años.

El último hecho de sangre que no tiene detenidos ni sospechosos, es del caso de Daniel Letelier Aguirre, de 32 años, quien fue baleado en la cabeza y en el pecho mientras se fumaba un cigarro a las afueras de su departamento, en la población Pedro Lira.

Este asesinato, ocurrió la noche del 26 de marzo, al interior del pasaje Alberto Valenzuela Llanos, donde la víctima residía junto a su pareja, quien lo trasladó hasta el consultorio Karol Wojtyla.

El hombre tenía antecedentes policiales y penales y no se descarta un ajuste de cuentas por temas de control de territorio con miembros de una banda que opera en el sector.

Aquí tampoco hay avances concretos.

Lo concreto de estos casos, es que las familias esperan un mínimo de justicia y que las responsables de los crímenes respondan ante los tribunales y que los casos de sus seres queridos no queden impunes.

 

Acompañamiento a víctimas

El Programa de Apoyo a Víctimas está destinado a contribuir a la reparación de los daños ocasionados por la vivencia de un delito, a través del contacto rápido, gratuito, y oportuno con las personas afectadas, entregando atención integral y especializada con profesionales de diversas áreas: abogados/as, psicólogos/as, trabajadores/as sociales, y médicos psiquiatras.

El programa tiene por objetivo promover que las personas que han sido víctimas de delito, por medio del ejercicio de sus derechos, superen las consecuencias negativas de ser víctima de un delito y no sufran victimización secundaria.

El apoyo está dirigido para víctimas de delitos que experimentan consecuencias producto de un delito violento, tales como: homicidio, parricidio, femicidio, robo con violencia, robo con intimidación, robo con homicidio, robo con violación, lesiones, delitos sexuales, secuestro, sustracción de menores, trata de personas, cuasi delito de lesiones, cuasi delito de homicidio.

Las personas pueden llamar al 600 818 1000 o bien escribir un  correo electrónico apoyovictimas@interior.gov.cl

 

Apoyo municipal

 

A través de la oficina de Seguridad Humana, del municipio local, se han hecho seguimiento de estos casos, dando asesoría y apoyo cuando se requiere. Así lo confirmó la encargada, Olga González del Riego.

“Por protocolo, cuando son delitos violentos, el Centro de Atención a Víctimas se acerca a las familias. También contamos nosotros como Seguridad Humana, un grupo denominado ‘Conmoción pública’, el que toma contacto directo”, indicó a PALD.

 

Pareja identificada

En el caso de Nelson Jiménez, en las redes sociales circulan fotos del conductor responsable de crimen, como de la mujer que lo acompañaba. De acuerdo a datos de PALD, en un comienzo se refugiaron en la Carol Urzúa y en la zona de Gabriela Poniente.

(Nota en edición impresa de sábado 14.4.18)