Reportaje

8 mayo, 2018

El sueño de orquesta puentealtina

El sueño de orquesta puentealtina

 

Son cercas de las 18 horas de un viernes cualquiera, y por el hall del edificio Cordillera, de calle Balmaceda, se pueden escuchar acordes de música clásica.

La acústica del recinto hace que el sonido paralice a los transeúntes que pasan por el lugar, quienes se preguntan de dónde viene esa música, quiénes serán esos músicos.

Para ir despejando las dudas de quienes alguna vez han escuchado estos armoniosos sonidos, se trata de la Orquesta Neoclásica Estudiantil de la Provincia Cordillera, que todos los viernes se reúne desde las 17 horas para tener – sin duda- un ensayo de carácter profesional.

Son 30 músicos de un gran talento, y donde la mayoría reside en la provincia Cordillera y en comunas de la zona sur de la región Metropolitana, como San Bernardo y La Pintana.

La edad de los miembros de esta orquesta va desde los 13 a los 26 años y tuvieron que pasar una exigente audición para ser parte de este grupo de elite, cuyo talento y profesionalismo ya ha sido reconocido por críticos y por instituciones locales y regionales.

Ahora y tras cumplir un año desde su creación, tienen entre sus manos su primer gran desafío: el de ir a tocar a un catedral italiana, para recaudar fondos para una organización que se dedica a construir pozos de agua.

Sin embargo, antes, son ellos los que deben juntar dinero para este soñado viaje, que nació en medio de una gira por el sur de Chile, el mismo que hizo su gestor hace un par de años.

 

CON 6 LUCAS

 

Flavio Alexis Carrión Villagra, de 26 años, lleva la música en sus venas y vive por ella las 24 horas y los siete días de la semana.

De cuna humilde puentealtina, nació en la maternidad del  Sótero del Río, estudiando luego en colegios de la capital provincial, egresando de la enseñanza media del ex liceo 115, hoy Puente Alto.

 

De ahí, el salto al Conservatorio de Música de la Universidad Católica para perfeccionarse en flauta traversa y tener una formación académica de excelencia.

Pero muchas veces las expectativas chocan con una dura realidad y Flavio, comenzó a cuestionarse si valía la pena seguir en el conservatorio, donde la mitad de los ramos que tenía no estaban ligados directamente a la música.

Entre medio, este músico puentealtino tocaba con algunas bandas -tiene formación en guitarra popular- y se dio cuenta que le iba bien y que ganaba un poco de dinero.

Pasó un tiempo y se cambió al Conservatorio de la Universidad de Chile, donde las cosas tampoco cambiaron muchos desde el punto de vista de la formación.

A esa altura, Flavio ya tenía un par de ideas en la cabeza relacionadas con la prestación de servicios y asesorías musicales. Conocía un par de personas que lo ayudaron a ser independiente y así consolidar su proyecto personal.

Pero la juventud tiene ese arranque de espíritu aventurero, por lo que las ideas y proyectos, podían esperar un poco mientras él y junto con dos amigos, tomaron la decisión de irse al sur del país en una noche de verano de 2011.

Este, fue, quizás, la gestación de la Orquesta Neoclásica Estudiantil de la provincia Cordillera.

Flavio estaba con su amigo David -otro músico- en la ciudad de Chillán conversando y planificando una salida al sur del país. Fue en ese momento que llaman a Gonzalo Hermosilla -experto en contrabajo- a quien le consultan qué estaba haciendo en Santiago.

“Estoy acostado, no estoy haciendo nada’. Toma tu contrabajo, le dije, y vente a Chillán. Ahí me dice que solo tiene 6 mil pesos. Le respondí que con eso bastaba y que nos íbamos a poner a tocar en la calle para juntar plata”, recordó Flavio.

Tras algunos días reunieron el dinero para viajar a la Isla Grande de Chiloé, donde recorrieron distintas ciudades y pueblos. Incluso fueron invitados por autoridades locales a ceremonias oficiales.

Así también ocurrió en otros puntos de sur del país, como en Osorno, Valdivia y Pucón, ciudad esta última donde Flavio Carrión pudo tomar contacto con la encargada de cultura de la comuna, que sería un factor clave a la hora de la invitación que recibió la orquesta para ir a Italia.

 

ORQUESTA E ITALIANOS

 

Tras volver de Chiloé y dejar una buena impresión entre los encargados de cultura de distintas ciudades del sur, el joven músico puentealtino comenzó a madurar la idea de crear una orquesta de buen nivel en la provincia Cordillera.

“El 2012 comenzamos a crear orquestas, pero fue el año pasado cuando dimos el salto para formar la neoclásica juvenil”, contó a Reportajes de PALD.

Así, en el mes de abril de 2017 abrieron las puertas para las audiciones de los músicos juveniles puentealtinos, es especial para los mejores de cada banda que hay en la comuna y en la zona sur de la región Metropolitana.

“Surgió la necesidad de reunir a los jóvenes talentos y a los que avanzan más rápidos. Siempre pasa en una orquesta colegial, que hay cinco niños buenos y eso se repite en otras. Así tenemos 30 niños aventajados en la ejecución musical”, apunta Flavio.

Con la idea ya montada, se solicitó la colaboración de la Dirección Provincial de Educación, que cedió un espacio los días viernes para que los jóvenes músicos de la provincia realizaran sus ensayos.

Así, bajo el alero de la Fundación Hijos de Bach, que nació para apadrinar esta orquesta, la agrupación comenzó a tomar forma y fortaleza.

En este proyecto, también son claves los músicos, Gonzalo Hermosilla (contrabajo y cuerdas bajas) y  Bayron Contreras (cuerda alta), que junto a Flavio Carrión (vientos), formaron un equipo unido y de alta exigencia para los jóvenes intérpretes.

Con el grupo técnico formado y teniendo una base de datos de buenos jóvenes músicos de la provincia, dieron el paso definitivo de la conformación final.

 

“Hicimos una audición en marzo del año pasado. Probablemente llegaron unas cien personas entre 11 y 18 años”, expresa el director de la orquesta.

Para Flavio, la transición entre un taller de escuela y la orquesta fue muy dura.

“En el camino quedaron personas porque esto no es un hobbie, ya que esto es pensado para gente que quiere la música y pretende ser su vida. Por eso hoy tenemos jóvenes que están en un conservatorio o que estudia pedagogía”, apunta el músico puentealtino.

Tras los ensayos, se comienza con la programación de las presentaciones, apareciendo así una invitación a la ciudad de Pucón, a comienzos de enero de este año.

“Una amiga de cultura de Pucón me dijo que fuéramos con la orquesta. Nos fuimos a Villarrica y Pucón. Aquí, en la plaza, tras una presentación, se nos acercó una pareja de italianos, que se admiraron de nuestro nivel”, recuerda Flavio.

La invitación de  los italianos fue la siguiente: ir a tocar a la ciudad de Schio, en la catedral, para un acto de beneficencia de la fundación Corazón de Lucía, que se dedica a la perforación de pozos de agua para comunas sin el vital elemento.

“Nosotros veníamos de una gira por Chiloé y en la región de Los Lagos. En eso también nos habían invitado a Grecia”, detalló el puentealtino.

Con este ofrecimiento, todo se transformó para este 2018, ya que una vez en Puente Alto, recibieron un correo formal, donde se les decía que los esperaban entre el 9 y 15 de diciembre de este año, en Schio.

-¿Qué falta?

El odioso y necesario dinero.

Son cerca de 45 millones de pesos, ya que la estadía está asegurada por parte de la fundación italiana.

Por ello, es que los padres están ya realizando todas las acciones necesarias para recolectar el dinero y buscar apoyo de instituciones públicas y empresas privadas.

“Pero esta oportunidad es bonita para todos, en especial para los jóvenes, ya que mientras más cuesta arriba es el desafío, es mejor para concretarlo”, asegura Carrión.

Así, en medio de una presentación en una plaza, al igual que su director, los jóvenes puentealtinos recibieron esta invitación, que para muchos debe ser una oportunidad única e irrepetible.

Mientras ellos ensayan, ensayan y vuelven a ensayar, esperan que una musa toque la fibra de empresarios e instancias públicas, para que apoyen este Sueño Italiano.

 

Pozos de Agua

La Asociación del Corazón de Lucía ONLUS nació del deseo de recordar a Lucía Fiocchetti que voló al cielo a una edad temprana.
El objetivo de ONLUS es hacer que  el AGUA esté más disponible al participar en la construcción de pozos y sistemas de distribución.
Todos los proyectos se llevan a cabo en colaboración con organizaciones y asociaciones que operan directamente en las áreas identificadas, son analizadas, controladas, financiadas, implementadas y los resultados se presentan de manera clara.

(Nota en edición impresa de 5.5.18)