Reportaje

16 mayo, 2018

“Las carpas” en Eyzaguirre

“Las carpas” en Eyzaguirre

 

Como dice la dirigenta del Comité de Vivienda Millantú, María José Campos, algo pasa en Casas Viejas con las soluciones habitacionales postergadas y que ha derivado en tomas de terrenos de parte de personas del sector.

El 24 de abril pasado, entre el canal Eyzaguirre y Costanera, un grupo de personas se tomó un terreno privado, a fin de presionar por una solución habitacional.

Una semana más tarde, más de 80 personas ingresaron al predio de una constructora, situado en el acceso a la villa Vista Hermosa, a una cuadra de la avenida Eyzaguirre.

Allí, levantaron carpas y se organizaron para llevar a cabo una toma de carácter pacífico, donde no hay niños ni personas de la tercera edad.

Sin embargo, dentro del grupo, hay unos treinta ciudadanos colombianos, quienes también integran el comité de Vivienda Millantú y que persiguen el sueño de “la casa propia”.

María José Campos, presidenta del Comité de Vivienda, contó a Reportajes de PALD que en la agrupación hay 134 familias al día con sus ahorros, donde el 70 por ciento cuenta con fondos para postular a una vivienda básica.

La dirigenta, detalla que hace un año se conformaron como Comité y que desde esa fecha hasta ahora no han podido concretar una reunión con el alcalde, a fin de mostrar su trabajo y la aspiración de las familias.

Y es que el tema de la vivienda sigue siendo urgente para cientos de familias de la provincia, donde el hacinamiento en sus actuales hogares se ha profundizado o sigue igual que hace -por ejemplo- cinco años.

Los allegados, como se les conoce, aumentan y la construcción de viviendas sociales no ha estado al ritmo de crecimiento de este tipo de familias sin techo propio.

En Chile se considera que un hogar se encuentra en situación de hacinamiento cuando el número de personas por dormitorio supera las 2,5 o en el caso de que la vivienda no cuente con un dormitorio para uso exclusivo.

A fines del año pasado, el Ministerio de Desarrollo Social dio a conocer el Atlas de Acción Social en 75 comunas consideradas por este instrumento -capitales regionales, provinciales y conourbano-, arrojando que 518.804 hogares viven bajo hacinamiento.

Como era de esperar, el mayor número de inmuebles bajo esta situación se encuentra en Puente Alto, con 23.096 hogares. Por ahí van las respuestas del por qué de estas tomas.

 

EL FOCO DE CASAS VIEJAS

En Casas Viejas algo pasa. Aquí hay cuatro tomas de mucha gente. El alcalde tiene que pensar por qué pasa esto”, se pregunta María José Campos.

Para ella, la realidad es que las soluciones habitacionales han tenido una excesiva demora, donde recién tras la toma sostuvieron una reunión con la directora de la vivienda de la municipalidad y que permitió que se avanzara en el tema de la evaluación de cada familia.

Tengo gente que duerme en un taxi, que no tienen dónde vivir. No hay solución concreta. Esto es una forma de hacer presión y que nos den una solución”, comenta con energía la líder de este comité de vivienda.

Al cierre de esta edición de Reportajes de PALD, 87 familias estaban en el terreno perteneciente a una constructora, cuyo representante se reunió con los dirigentes, donde se les expuso la necesidad de abandonar de manera pacífica el lugar, ya que la firma comenzaría a cerrar el retazo.

Durante una semana, estas familias se organizaron de tal forma para tener una olla común, rondas de vigilancia y no permitir el consumo de alcohol, además de conseguirse un baño químico.

Nosotros nos dimos cuenta de la toma de El Llano y tras una asamblea decidimos seguir sus pasos”, afirma la dirigenta.

¿Qué quieren como grupo?

-Solo una vivienda básica. Tenemos nuestro ahorro, más que el tema de que nos regalen algo. Tenemos una plata ahorrada, tenemos nuestra personalidad jurídica. Así que con la toma dimos paso.

La toma, por el momento, ha sido pacífica y donde uno de los objetivos de los manifestantes y de la directiva es conversar con el propio alcalde, German Codina.

El dueño del terreno se dio cuenta que es una toma pacífica y nos vamos a retirar de la misma forma si hay una solución. Hoy no estamos ni más cerca ni más lejos”, expresó a Reportajes de PALD.

 

 

EL SUEÑO CAFETERO

 

Una cosa que llamó la atención de esta toma en el acceso a la Villa Vista Hermosa, es que unos treinta ciudadanos colombianos, entre mujeres y hombres, incluyendo menores de edad, también estaban dentro de los ocupantes del terreno.

¿Su aspiración? La misma que sus pares chilenos: la de contar con un hogar propio.

Henry Barcenas, 54 años, llegó de Cali, Colombia, el año 2012 a nuestro país, instalándose en Puente Alto hace dos años.

 

Aquí tiene un pequeño local comercial, pero por lo alto del arriendo, no puede aspirar a contar con una vivienda o departamento, de ahí que supo de la existencia del comité y logró unirse.

Llevo enterado del comité tres meses, de la toma hace ocho días. Estoy participando de la toma porque nos urge un sitio donde vivir. Tengo una niña de ocho meses y entonces hay que lucharla”, dijo entre lágrimas este colombiano.

Para este migrante, el compañerismo de los “compatriotas” chilenos ha sido destacable, al igual que la forma en cómo se ha compartido el día a día.

Dentro de este grupo las mujeres colombianas lideran la cocina junta con sus pares chilenas, conversando sobre qué hacer de comida para la olla común.

Así las cosas, las tradicionales tomas siguen teniendo su origen en la necesidad del hogar propio y salir, en la mayoría de los casos, del hacinamiento y del estado casi indigno de “allegando”.

Las historias vuelven a repetirse, pero esta vez con actores nuevos como lo son migrantes, que también están en búsqueda de ese sueño de la casa propia. Tan diferentes no somos.

 

 

No a la violencia

 

Respecto a estos hechos, la municipalidad envió una declaración pública, donde solicitó a los protagonistas de las tomas no caer en la violencia. Acá los principales puntos de la postura del municipio de Puente Alto.

 

  • Si bien el municipio comprende la necesidad de una casa propia que aún tiene muchas personas en nuestro país, es fundamental reiterar que el camino para obtener una vivienda es realizar una postulación al Ministerio de Vivienda ya sea en forma individual o a través de comités que son apoyados por el municipio.
  • Para el municipio también es muy importante señalar que comprendemos la preocupación manifestada por los vecinos de la Villa San Alberto de Casas Viejas, pues algunas personas de la toma se han manifestado en forma violenta durante la ocupación (…) Nos preocupan acciones violentas de personas de la toma ilegal que no respetan a vecinos ni a otros chilenos que llevan años esperando su casa propia pero si entendemos su legítima aspiración de una vivienda propia.
  • Respecto a la toma de El Llano, el municipio indicó que “el terreno es propiedad privada, está destinado a vialidad y no puede ser ocupado con viviendas, porque se ubica en una zona de restricción de uso, por razones de riesgo asociado a inundaciones y aluviones según el Plan Regulador Comunal.
  • Por último, el municipio advirtió lo siguiente: “es necesario recalcar que participar en una toma no otorga prioridad ante el Serviu, como se ha afirmado en las últimas horas para justificar esta ocupación”.

 

 

 

(Reportajes publicado en edición impresa de 12.5.18)