Reportaje

4 junio, 2018

Crece presión por concretar el sueño de la “casa propia”

Crece presión por concretar el sueño de la casa propia”

Crece presión por concretar el sueño de la “casa propia”

 

 

Hace un par de semanas Techo-Chile sacó nuevamente al pizarrón al país y reiteró, como lo había hecho a fin de 2017, que más de 40 mil familias están viviendo hoy en el país en distintos campamentos, cifra  que se asemeja a la que se registraba en 1985. O sea, 33 años atrás.

De acuerdo al trabajo estadístico de Techo los resultados mostraron que “el 60% de las familias que viven en campamentos dicen que una de las razones por las que llegan a estos lugares es por el alto costo de los arriendos y el 30% por vivir allegados”.

-¿Qué pasa en Puente Alto?

-De acuerdo a cifras oficiales entregadas por la municipalidad local, actualmente existen 56 comités de allegados y 11 de vivienda, con personalidad jurídica vigente.

En el último mes, como lo mostró Reportajes de PALD, varias tomas se han producido en la comuna, en especial en el sector de Vista Hermosa y Casas Viejas, donde más de cien familias están solicitando la agilización  de trámites y la entrega de terrenos para levantar viviendas sociales.

Pese a que Puente Alto ha tenido un crecimiento en el área inmobiliaria, lo cierto es que hay un déficit de proyectos para familias de escasos recursos, quien llevan años esperando cumplir el sueño de la casa propia.

A este panorama, se suma la llegada de migrantes a campamentos, lo que hace que la presión aumente hacia las autoridades de la comuna y la gobernación, que tiene un gran desafío en esta materia junto a Serviu.

 

SUEÑO POSIBLE

 

Hace poco más de un año, el campamento Sueño Posible, ubicado en Gabriela Oriente (El Peñoncito), cuenta con más de 100 familias y que están en precarias condiciones.

A este número, se unieron unos cuarenta grupos familiares de peruanos, lo que hace que sea uno de los campamentos más grandes de la provincia Cordillera.

Cristian Cid, dirigente de Un Sueño Posible, sostuvo a Reportajes de PALD que en el último año las autoridades han tenido una postura poco clara, donde les han cambiado las condiciones para el proceso de la obtención de la vivienda una y otra vez.

“A nosotros la municipalidad nos había metido en un proyecto, pero luego salieron con otra cosa y nos pidieron más dinero. Eso fue de un mes a otro y ahí se había cerrado la postulación. Luego nosotros nos movilizamos y el municipio se enojó por eso. Así se enfriaron las cosas”, contó a Reportajes de PALD.

Cid agregó que ellos no son considerados como campamento y que por eso no se los quiso incluir en un proyecto de viviendas sociales denominado “Aldea y Campamentos”.

El dirigente manifestó que las autoridades quieren separar a los integrantes del campamento formando distintos comités, pero que al haber poca claridad -dice- esos dirigentes quieren volver a la agrupación que él lidera.

En un Sueño Posible viven más de 55 lactantes, además de adultos mayores con distintas enfermedades crónicas, a lo que se suma que casi al lado de este sitio hay un microbasural ilegal, pese a que ellos han reclamado que personas que viven del retiro de escombros van constantemente a dejar desperdicios, incluso algunos muy tóxicos.

Según su cálculo, son más de 600 las familias que viven en condición en campamentos o como allegados en la comuna, sin contar los grupos de San José de Maipo y Pirque.

En actualidad, afirma Cristian Cid, no hay proyecto alguno para levantar viviendas destinadas a campamentos, lo que hace que se extienda el tiempo en que las familias tengan que vivir en las precarias condiciones actuales.

 

LA PINTANA, UN EJEMPLO A SEGUIR 

 

Uno de los objetivos de Cid es tratar de unir bajo un mismo alero a todos comités de campamentos y allegados de la comuna -también de la provincia- para contar con solo una voz y tener más peso frente a los estamentos públicos.

Esta idea, ya tiene un referente en La Pintana, donde está la Coordinadora de Allegados, que ya logró que se diera un terreno para la construcción de casas.

Yesenia Olguín (32), es la vocera de esta agrupación y vive junto a su esposo y tres hijos de allegada en el inmueble de su suegro, en la vecina comuna.

La dirigente, expresó a Reportajes de PALD que buscan obtener los terrenos de La Platina (Santa Rosa con Observatorio), para las más de 1.400 familias que componen esta Coordinadora.

“Somos allegados sin casa. Algunos arriendan, pero igual integran el comité”, puntualizó la vocera.

Para ella, la clave de este tipo de movimiento es el orden y la unidad de los miembros, donde los dirigentes, enfatizó, deben ser personas creíbles y transparentes.

“Nuestra coordinadora trabaja bajo el marco de Pintana Solidaria. Ellos ven todo el tema social en el comuna, como la realización de bingos cuando personas enfermas o casas que se incendian”, explicó Yesenia Olguín.

Cabe mencionar que la vecina comuna, se está ejecutando uno de los proyectos habitacionales más emblemáticos de los últimos años en la región Metropolitana, denominado Plan Maestro Urbano Habitacional Antumapu, el que contempla la construcción de 1.840 viviendas solo para familias de La Pintana.

“Este proyecto nació con 600 familias allegadas y ya está en marcha. Ya se colocó la primera piedra y nosotros estuvimos presente”, dijo orgullosa a Reportajes de PALD.

 

REALIDAD DE PAPEL

 

Yesenia Olguín comentó que uno de los grandes problemas que hay actualmente es que es difícil acceder a un crédito hipotecario que permita a muchas familias acceder de manera más expedita a una casa.

Muchas personas, ejemplificó, han tenido que devolver los subsidios para la compra de viviendas usadas, ya que no han podido conseguir el dinero restante para adquirir una casa.

“El subsidio es de poco más de 12 millones de pesos y las casas acá en la Pintana no bajan de 30 millones de pesos. Así muchos no han hecho uso de este beneficio”, apuntó.

Otro tema es que en las encuestras no se toman en cuenta las personas que están en condición de allegadas, ya que para el sistema todos forman un solo grupo familiar.

“Yo vivo en la casa de mi suegro, pero no es mi casa. Somos dos familias distintas. Es más, hay casos donde hay 16 personas en un inmueble y son dos o tres familias. Eso el sistema no lo contempla”, afirmó.

La dirigente también remarcó el bajo número de proyectos en la comuna, donde algunos han sido muy pequeños.

“Salvo el Antumapu, desde los años 90 que no hay planes grandes de construcción de viviendas sociales”, denunció.

Lo mismo pasa en Puente Alto, añade en este punto Cristian Cid, donde no hay grandes lineamientos a este respecto y donde hay una suerte de estancamiento.

Otro punto, reclaman, es que hay disparidad de criterios a la hora de la evaluación financiera de las familias.

“Según el sistema de Registro Social de Hogar, yo soy vulnerable. Voy a la municipalidad y me dicen que vaya al banco a pedir un crédito hipotecario. Allá en el banco me dicen que no porque mi marido gana poco, pero según la muni él gana mucho. A veces uno se siente atada de manos”, expresó con cierta angustia.

El tema es tan grande en La Pintana, que al igual que en Puente Alto, cada vez más se unen familias a los comités, donde en su mayoría son lideradas por mujeres.

De ahí que en la coordinadora se estén realizando capacitaciones para dirigentes sociales, como asimismo se abordan temas como los derechos de la mujer.

Sin duda que la realidad habitacional para sectores vulnerables de la zona sur de la región Metropolitana es preocupante, en especial en Puente Alto, donde no parece haber una política clara respecto de proyectos y qué hacer con estas cientos de familias.

Las autoridades locales tienen un gran tema entre sus manos, en especial la representante del ejecutivo en la Provincia, quien deberá lidiar con esta presión creciente del Sueño de la Casa Propia.

 

MÁS 600 FAMILIAS

 

Este es el número que maneja el campamento Un Sueño Posible respecto de los grupos que están en campamentos en la comuna. Desde la municipalidad  afirman que existen 56 comités de allegados y 11 de vivienda con personalidad jurídica vigente.

 

PROYECTO ANTUMAPU

 

El proyecto contempla la construcción de un conjunto habitacional, con un total de 1.540 viviendas del tipo unifamiliar y colectivas a emplazar en un terreno con una superficie total neta de 29,57 ha, ubicado en la comuna de La Pintana, limitando al norte con calle Observatorio, al oriente con el predio del Campus Antumapu de la Universidad de Chile, al sur con Pasaje Cuatro y calle Lo Martínez, y al poniente con Avenida San Francisco. En términos generales la iniciativa está compuesta por cuatro lotes, incluyendo 33.265,03 m2 de áreas verdes públicas y 24.642,91 m2 de equipamiento municipal, con un total de 493 estacionamientos vehiculares y 104 de bicicletas.

 

(Nota en edición impresa de sábado 2.6.18)