Persecución culminó a disparos

Con dos personas detenidas culminó un procedimiento policial de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la 66ª Comisaría Bajos de Mena, en el que los efectivos tuvieron que hacer uso de su armamento de cargo, tras ser amenazados con un arma de fuego por el padre de un sujeto que escapaba en un vehículo robado.
Eran aproximadamente las 09:00 horas del lunes y una patrulla SIP en servicio focalizado destinado a la ubicación y recuperación de vehículos robados, detectó a un vehículo de gris que avanzaba hacia el norte y a gran velocidad por avenida Juanita, iniciándose una persecución al poniente de Bajos de Mena.
Se detalló que el conductor, a riesgo de accidente atravesó un bandejón central y efectuó un viraje al sur para avanzar por calle Orden y Patria, instante en que sacó su mano izquierda y parte del hombro y sacó un arma de fuego que utilizó en contra de sus perseguidores.
Debido al peligro de su integridad física, el funcionario a cargo repelió el ataque efectuando cuatro disparos para proteger su vida, la de su acompañante y la de transeúntes que a esa hora de la mañana transitaban por el lugar.
Los cuatro disparos alcanzaron la parte trasera del auto y gracias a esto el desconocido lanzó el objeto contundente al suelo, constatándose que se trataba de un arma de puño, del tipo pistola.
Avanzó e ingresó por el pasaje El Retén, pero no pudo seguir escapando debido a que un auto obstaculizaba el paso. Como uno de los efectivos de la SIP casi le respiraba en su espalda, se pudo concretar la reducción y detención del hombre.
 
(Más antecedentes en edición impresa de hoy miércoles)