Cánceres ginecológicos, a un examen de prevenirlos

*Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente invita a las mujeres a perderle el miedo al Papanicolaou y la Mamografía, y realizarlos con la regularidad recomendada por el Ministerio de Salud.

El cáncer es una de las enfermedades más temidas por la población, y tan sólo pensar en que algún ser querido, o uno mismo, pudiese verse afectado por él nos asusta y nos pone en la encrucijada de si sobreviviremos o no.

En el caso de las mujeres, hay dos tipos de cánceres que las afectan especialmente. Nos referimos al cáncer cervicouterino y al cáncer de mama. De hecho, este último es la primera causa de muerte en las mujeres chilenas. En la Red Sur Oriente, las cifras indican que, durante 2016, 26 de cada 100 mil mujeres fallecieron como consecuencia de esta patología.

Para la Referente Técnico del Departamento de Ciclo Vital y Programas Transversales del Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, Cynthia Aránguiz, la clave en la detección a tiempo de los llamados cánceres ginecológicos es realizarse los controles una vez al año, y no dejar de asistir a ellos al terminar la etapa reproductiva.

“Las tasas de mortalidad por cáncer de mama han ido en aumento. De hecho, es la primera causa de muerte de la mujer porque se detecta en etapas muy avanzadas y el problema que tenemos es que las mujeres de entre 50 y 69 años cuesta más rescatarlas porque ya no están en etapa reproductiva. Entonces, la población puede creer que no es necesario ir al control ginecológico, pero sí lo es, y obviamente si se detecta un cáncer en una mujer que es más adulta, es más agresivo”, precisa la matrona Cynthia Aránguiz.

En el cáncer de mama, tener familiares de tres generaciones sucesivas con la patología, la menstruación precoz, la menopausia tardía, mujeres que no han parido o tienen su primer hijo después de los 30 años, como también el sobrepeso después de la menopausia o la ingesta crónica de alcohol, son factores de riesgo para la ocurrencia de esta enfermedad.

En el caso del cervicouterino están la infección persistente de Virus Papiloma Humano (VPH), el tabaquismo, el uso de anticonceptivos, las múltiples parejas sexuales, la inmunodeficiencia o debilitamiento del sistema inmunológico, la multiparidad o haber parido más de cuatro veces, las infecciones de transmisión sexual, entre los más importantes.

A nivel de Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, se tiene como meta que el 80% de la población de riesgo tenga sus exámenes de Mamografía y Papanicolaou al día. Desafortunadamente las cifras no se condicen con este objetivo. La cobertura por mamografía alcanza al 47% y la del PAP al 53%.

“Existe una baja cobertura de mujeres que se van a hacer los exámenes. En ambos hay una mezcla de factores que inciden: a veces hay quejas porque no hay horas de atención, otras que son exámenes que invaden un poco tu intimidad, que sienten dolor. Pero más allá de eso, lo importante es que las mujeres sepan que con estos dos exámenes vigentes se pueden llegar a prevenir ambos cánceres”, enfatiza Aránguiz.

De acuerdo a la Guía de Práctica Clínica del Ministerio de Salud, la mamografía debe realizarse cada dos años entre los 50 y los 74 años, cuyo grupo priorizado es de 50 a 69 años. Y el Papanicolaou debe realizarse cada tres años entre los 25 y los 64 años de edad.

Incomodidad y dolor son dos de los calificativos más recurrentes en mujeres que se han practicado este examen. Sin embargo, su realización, de acuerdo a lo indicado por la autoridad sanitaria, puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

“El llamado es al autocuidado, a perder el miedo a hacerse estos exámenes. Si bien son exámenes que son incómodos, el beneficio que trae consigo es mucho mayor para la salud de la persona, y su familia. En este sentido, si uno reconoce que tiene algún factor de riesgo en cuanto a su conducta, o sus antecedentes familiares, la recomendación es hacer los controles según la situación que cada una tenga. La prevención pasa por cada una”, enfatiza la matrona Cynthia Aránguiz.

Actualmente, el Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente cuenta con dos clínicas ginecológicas móviles en La Granja y La Florida, además del Centro de Imágenes de Puente Alto para la toma de mamografías. En cuanto al Papanicolaou, la oferta está disponible en todos los establecimientos de salud de la red.

Próximamente, gracias a un proyecto financiado por la Embajada de Japón, se dispondrá de un mamógrafo móvil que permitirá recorrer las siete comunas que son parte de la Red de Salud Sur Oriente.

Ante cualquier duda sobre estos exámenes, sus requisitos o dónde tomarlos, acércate a tu CESFAM o Consultorio, a las OIRS de los Hospitales de la Red o llama directamente a Salud Responde al 600 360 7777, allí te orientarán.