En el “Punto de Encuentro Pirque” el sándwich estrella es el churrasco a lo pobre

Habían trabajado en otros rubros tras uno que les pudiera dar un poco más de estabilidad económica y también emocional, pero no lo habían encontrado, hasta llegar a Pirque.

La vida a estos emprendedores los ha llevado a probar suerte en varios rubros, de los cuales han logrado emigrar y continuar en otros, que los pueda llevar a alcanzar esa estabilidad emocional y económica que todos queremos tener en algún momento. Lo importante en esta familia es que se han podido proyectar a nuevos quehaceres que no han estado lejos de denodados esfuerzos que los hacen concentrarse en poner el máximo de empeño para lograr cumplir sus objetivos laborales y comerciales.

                Se trata del quehacer de Marcos Osses Maturana, 41 años, nacido en Puente Alto, casado, 2 hijos, Camilo y Marco, quien se desempeñó varios años en las ferias libres vendiendo ropa, para luego emigrar al rubro de las comidas rápidas, de lo cual han pasado tres años. “Empezamos en Pirque en un carro de comida, después llegamos aquí, en este lugar, donde don Alejandro Tapia, por medio de una concejal que nos tendió la mano, con la esperanza que podríamos tirar para arriba, situación que podemos señalar que ha sido beneficiosa”.

RESCATAN LO PROPIO

El terreno al que se refiere don Marcos, es el que está contiguo a un taller mecánico que existe en el sector La Católica, de propiedad de don Alejandro Tapia, donde han instalado su moderno carro –full track-, muy de moda, en el que expenden surtidos de comida rápida, entre ellas vienesa italiana, dinámicos, todo lo que es el churrasco, churrasco cortado… no es el churrasco envasado, aquí es carne cortada. “Todo lo que trabajamos es productos frescos, no productos congelados”.

Consultado por el producto que prefiere más la clientela pircana o de este sector de la comuna, don Marcos nos señala que es el churrasco, pero no cualquier churrasco, sino que uno que han “patentado” ellos, y que tiene que ver con “un lomito especial que sólo nosotros lo preparamos y lo hacemos a lo pobre, con un complemento de papas fritas, carne de churrasco, huevo frito a la plancha y cebolla acaramelisada que es una cebolla al fuego… esto lo prefiere la mayoría de nuestros clientes que nos visitan”.

En torno a sus clientes, don Marco señala que quienes visitan este carro o local, son personas de todos los sectores, entre ellos el cliente turista que viene de fuera de Santiago hasta la gente que vive en Pirque.

“Todos, el obrero, la gente que anda trabajando, la gente que anda paseando, todos pasan a comer y se van contentos porque la comida es buena, calientita, fresca, es barata y se brinda un buen servicio, además que es un local muy limpio”, siendo esto último, a juicio de su propietario, lo que la gente ha rescatado del local.

En torno a cómo ha sido el pasar en este local, admite don Marcos, que hay temporadas buenas, bajas, lentas, como todo negocio, pero para ellos, en que lo fuerte son el sándwich, en estas fiestas la cosa se pone lenta, ya que todos andan preocupados de la chicha y las empanadas, pero en general han tenido un mejor pasar que en anteriores rubros en los cuales se han desempeñado.

Respecto del nombre “punto de encuentro”, que le denominaron al local, don Marcos indica que él pensaba instalarse en la mitad de Pirque, para ser el encuentro “con los de allá con los de acá”; refiriéndose a la gente del lado norte y sur de esta comuna, “entonces era un punto medio, por eso se llama “punto de encuentro”… la gente se encuentra acá en este local, además es como referencia del sector medio de la comuna”, afirma el propietario.

Al finalizar, tiene una opinión muy particular de la gente de esta localidad, que es digno de reproducir: “la gente de Pirque no se iguala a otra persona de otra comuna… es más cariñosa, es atenta, es más sana y no es tan agresiva y no anda tan apurada, lo que la hace ser más auténticamente pircana”.

Concluye sus palabras, invitando a todos quienes quieran conocer sus bondades a visitar su carro o local, donde recibirán una esmerada atención.   

(Nota y fotografías en edición impresa de sábado 23.9.19)