Con tradicional misa se dio inicio al “Mes del Adulto Mayor” en Puente Alto

La eucaristía tomó lugar en la Parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes, extendiéndose por una hora.

Cerca del mediodía del viernes 4 de octubre tomó lugar la tradicional Misa de Acción de Gracias con la que se dan por iniciada las actividades por el mes del adulto mayor en Puente Alto, la que se desarrolló en la Parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes, lugar al que llegaron cerca de mil personas.

En la especial ocasión estuvieron presentes autoridades locales, encabezadas por el alcalde German Codina, más diputados, concejales, efectivos de fuerzas policiales y de orden y personal de la  de la Oficina del Adulto Mayor de la capital provincial.

La eucaristía fue presidida por el Padre Miguel Hoban, siendo seguida con respeto y atención por los adultos mayores, autoridades e invitados. Cabe destacar que las parejas de reyes de cada agrupación de la tercera edad lucieron orgullosos sus respectivas coronas, representado así a cada uno de sus clubes.

“Hoy celebramos a los adultos mayores de los diferentes clubes de nuestra comuna, y qué mejor que hacerlo con la compañía del Señor. Todos ustedes son muy valiosos, pues cada uno posee un gran conocimiento, el que han adquirido a lo largo de toda su vida, lo que se convierte en un verdadero tesoro que todos nosotros podemos aprovechar. Admirar a los adultos mayores es encontrar la sabiduría”, se leyó previo a la eucaristía, entregando la bienvenida a los asistentes.

Tras la lectura del evangelio, el padre Hoban se dirigió  a los presentes, manifestando su gran alegría por la gran convocaría. “Desde que me jubilaron como Vicario me dijeron que fuera capellán de la tercera edad pues”, señaló en tono de broma. “Me gusta ver a tanta gente adulto mayor hoy, agradeciendo el amor de Dios y de todas las bendiciones que hemos recibido en la vida”, agregó.

En tanto, el alcalde German Codina indicó: “esta misa  es una tradición que hacemos en la comuna, un punto de encuentro en que también agradecemos a Dios por el hecho de poder  volver a vernos un año más (…) La comuna quiere a sus adultos mayores,  y verlos acá y con una gran alegría, me hace sentir orgulloso, un gran aplauso para todos ustedes”.

Tras casi una hora de servicio religioso, y de entregarse el saludos de paz  y comulgar, se dio por finalizado el tradicional acto.

(Nota y fotografías en edición impresa de miércoles 9.10.19)