Denuncia de balacera dejó al descubierto transacción de drogas

Una denuncia de vecinos en torno a disparos en la vía pública, permitió a carabineros de la 66ª Comisaría Bajos de Mena la incautación de armas, droga y dinero, además de la detención de dos personas, una de las cuales fue puesta a disposición del Juzgado de Garantia de Puente Alto.

            Todo se comenzó a desarrollar en momentos que uniformados que se encontraban desarrollando un servicio conocido como focalizado, fueron alertados por la telefonista de la unidad policial de una denuncia efectuada por pobladores. Concretamente se informaba de disparos en Río Arguelles con Polpaico, lugar muy próximo del lugar en el que se encontraba la patrulla. 

            Acudieron a la multicancha, lugar en el que se detectó la presencia de dos hombres que estaban en lo parecía ser una transacción de drogas.

            Los sujetos al percatarse de la llegada de carabineros huyeron por estación Valle Hidalgo, lanzando uno de ellos un paquete  a un domicilio particular que estaba sin moradores, pero con una de sus ventanas abiertas.

            Metros después los uniformados dan alcance a las personas, momento en el que a uno de ellos se le encuentran envoltorios que habrían sido comercializados por el otro imputado.

            Cuando se procedió a la verificación de identidad, llegó al lugar una mujer, vecina del sector, quien afirmó que las dos personas estaban en una transacción de droga y que uno de ellos había lanzado especies a la casa de nuera, de la que estaba al cuidado.

            Con esa información y previa autorización de la mujer, se logró establecer que el paquete contenía poco menos de doscientos mil pesos en efectivo(monedas y billetes de baja denominación), una pistola de fantasía,  dosificaciones de marihuana y 109 envoltorios de papel cuadriculado contenedores de pasta base de cocaína.

Junto a lo anterior, se incautaron cuatro teléfonos celulares de los cuales no se pudo establecer origen.

            Los dos detenidos fueron trasladados a la comisaría, pero sólo Juan Luis González Bascur quedó a disposición del Juzgado de Garantía de Puente Alto en calidad de imputado, mientras que el otro hombre, descrito como consumidor, recuperó su libertad antes de pasar por el tribunal.

            Del imputado se informó que no registraba antecedentes policiales previos.