Comuna

1 abril, 2019

Asumió nuevo subcomisario de la subcomisaría San José de Maipo

Asumió nuevo subcomisario de la subcomisaría San José de Maipo

 

A mediados del mes de enero asumió el mando de la Subcomisaria San José de Maipo el Capitán Rodrigo Oyarzún Meyer (33), proveniente de la 4º Comisaría de Chacalluta, de la ciudad de Arica, unidad fronteriza del norte del país. A poco más de dos meses y medio se asumir el cargo, Oyarzún conversó con PALD sobre su llegada a la comuna, sus destinaciones y de la relación que ha mantenido con autoridades y vecinos, así como de los desafíos como Subcomisario en San José.

“Soy del sur del país, de un pequeño pueblito llamado Río Frío. Mi padre, agricultor, se dedicaba a la producción lechera, y mi madre era profesora de una escuelita, en la que con los pocos medios que contaba, hacia su trabajo con mucho amor por lo niños. Ese tipo de cosas a uno se le van quedando, el servicio a los demás. En Carabineros vi esa oportunidad, como una institución que me permitía desenvolverme como una persona cercana a la comunidad, aportando al bien común del país”, indica el capitán.

De su familia, se convertiría en el primer uniformado. En tanto, cuenta que su hermana también seguiría el camino del  servicio social, trabajando actualmente como enfermera en el Hospital Regional de Puerto Montt.

Oyarzún llega a San José de Maipo desde la 4º Comisaría de Chacalluta, ubicada en la ciudad de Arica, unidad fronteriza del norte de la que estuvo al mando por cuatro años. En sus 15 años de servicio en Carabineros de Chile, el Capitán ha sido destinado a diversas regiones del país, desde el sur (10º región) como Jefe de Tenencia, mismo cargo que desempeñó en el complejo fronterizo “Juntas del Toro” en la 4º región,  y como Subcomisario independiente en la Subcomisaría del paso Los Libertadores en la 6º región, entre otras.

“Llevo más de 8 años de labores fronterizas en la institución, cursando a la vez la especialidad de montaña, creo que en esta labor en particular,  se debe ser paciente y tranquilo, pues además se enfrentan situaciones personales, como el estar alejado de la familia, y se tiene acceso limitado a servicios, como el de telecomunicaciones. Hay que estar preparado ante cualquier contingencia, y uno como jefe asume un rol protector, de padre, amigo y consejero de sus carabineros, ayudando a que exista un orden, estando preparados a la vez psicológicamente para desarrollar el trabajo”.

 

COMO EN CASA

El capitán Oyarzún arribó al Cajón del Maipo en plena época estival, en la cual la “población flotante” aumenta de manera considerable en la comuna. “Por sus condiciones, posee una belleza natural admirable y  gran interés turístico, lo que atrae a los visitantes”, sostiene. “De lo primero que me percaté, fue que los carabineros en San José de Maipo, que son pocos,  hacen su trabajo de manera muy eficiente. Es una labor sacrificada, por las grandes distancias que presenta el lugar y lo extenso en tamaño. A la vez, me siento feliz de trabajar junto a personas tan comprometidas con la comunidad”, agrega.

Señala que a relación con las autoridades ha sido muy cercana y directa, trabajando ya juntos en algunas actividades, quienes han demostrado su compromiso en materias se, lo que dice, es tarea de todos.

Respecto a sus habitantes, afirma que la gente de San José “es muy amable. Me siento muy cómodo viviendo en la comuna, me han recibido maravillosamente. Sé que había grandes expectativas por  mi llegada, las que voy a cumplir. Mi intención es estar en la calle con carabineros. Les prometo que vamos a hacer todos los esfuerzos necesarios para mejorar la segundad y combatir la delincuencia en la comuna”.

 

(Nota en edición impresa de sábado 30.3.19)

 

POPUPSHOM