Comuna

13 mayo, 2019

Don Manuel: un enamorado de su actividad comercial en Pirque

Don Manuel un enamorado de su actividad comercial en Pirque

 

Es el negocio en que más años ha perdurado. Su trayectoria comercial es muy variada, se inicia con el trabajo del campo, pasando por la venta de confecciones hasta la actual, la multivariedad de productos, entre ellos botillería, verdulería, almacén y la venta de especies para mascotas, entre varios otros. Es que don Manuel Sobarzo Ibáñez, de 75 años de edad, casado con cuatro hijos, nació con la veta comercial, la que ha desarrollado en distintas partes del país, perseverando en la vecina comuna de Pirque, lugar donde más años ha permanecido desempeñando esta actividad, que ha pasado a convertirse en la que más abraza.

Los inicios de don Manuel Sobarzo, parten en Talca en el año 1965, para luego trasladarse a San Bernardo, lugar en el que vive por varios años; luego se desempeña en la localidad de Nos, Franklin, Los Morros y Pirque, especialmente en actividades agrícolas y venta de verduras y frutas. Pero llega a la vecina comuna, lugar en que fija su mirada como estratégica, desde donde ha ejercido el comercio establecido por una veintena de años. Ahí en el cruce de Virginia Subercaseaux con Alcalde Hernán Prieto, se encuentra el negocio que lleva su nombre y en el cual colabora su grupo familiar, atendiendo a un gran número de clientes que viven al interior de esta obligada pasada.

 

POCO TIEMPO PARA EL HOGAR

Se abastece de sus propios productos que cosecha de las parcelas que aún trabaja para surtir su negocio. Su actividad es una de las más sacrificadas –pese a tener patente de otros rubros, prefiere su actual quehacer-, se levanta a las 3 de la mañana y se acuesta a las 23 horas, para poder tener en un buen rodaje su establecimiento comercial, “uno ya ni le ve ni las canillas a la vieja, porque usted se levantó en la mañana, no la ve porque está tapadita, y cuando vuelve está durmiendo… así es la vida”, comenta con gracia don Manuel.

Como comerciante don Manuel Sobarzo goza de muy buen prestigio, no solo en Pirque, sino que también en la vega central, donde es bastante conocido debido al cumplimiento de los compromisos que adquiere. Su actividad, no sólo se queda en lo comercial en la vecina comuna, sino que también -con el transcurso de la conversación logramos evidenciar- que don Manuel es un exportador de semillas a distintos países, actividad que lleva delante de manera conjunta con su establecimiento comercial en Pirque.

Una de las cualidades que podemos apreciar en don Manuel, es su lado solidario para con sus clientes y vecinos, los cuales saben agradecer y destacar. “Uno no se va hacer más rico ni más pobre porque regala cien pesos, no, no, esos cien se transforman en mil después… hay que ayudar a la gente, ya que ellos serán los que le ayudarán a subsistir como comerciantes”.

Desde los ocho años de vida que conoce el sacrificio del trabajo, don Manuel apoyó su hogar desde muy corta edad, ya que fueron muy difíciles los primeros años de su vida, donde tuvo que salir a trabajar a los fundos donde vivía. Su padre nunca lo envío al colegio, “nunca estuve en un colegio, la ley de la vida me ha enseñado todo lo que sé y lo que he podido cosechar en estos años, pero nunca recrimino mi pasado, sino que lo valoro por la enseñanza de hacerle frente a la vida que me ha otorgado”.

                Don Manuel Sobarzo, de hablar campechano, franco y sincero para plantear sus inquietudes e ideas, es un verdadero hijo de la tierra, como en pasajes de nuestra conversación deja evidenciar, pero, más allá de los secretos que guardan su historia de campo y de comercio, está su lado humano y solidario, aquel que ha cultivado en aquellas tierras del saber que hoy lo hacen mirar la vida de una manera distinta, sin tanto apego a lo material, sino que más bien en el buen proceder del ser humano, “aquel que hacen más creíble a las personas y más grandes, ya que la responsabilidad hoy en día es el arma más preciada para hacerle frente a la vida y al futuro”, expresa con sinceridad y emoción.

Los recuerdos de un antepasado sufrido, duro, pero rico en enseñanza, lo llevan a proyectarse más aún en la vida y de la mano de sus múltiples actividades, aquellas que hoy lo hacen conocido y querido por la gente que cruza el umbral del centro comercial “Don Manuel”, en Pirque.

 

(Nota en edición impresa de sábado 11.5.19)

1_Aviso Puente Alto al día 17x22,5