Comuna

1 julio, 2019

“El Esfuerzo” le hace honor al nombre en Pirque

“El Esfuerzo” le hace honor al nombre en Pirque

Literalmente haciendo gala de lo que ha sido su existir como emprendedores, estos cónyuges realizan verdaderos esfuerzos para estar día a día trabajando por llevar adelante su establecimiento comercial  que lleva sólo meses en el sector La Católica, en Pirque.

Carolina del Rosario Marín Astudillo, 33 años, dos hijos, casada, puentealtina, dialoga con este periódico indicando las motivaciones que tuvieron para llevar adelante el emprendimiento, que, ella, se lo adjudica a su marido, quien, con bastante esfuerzo, se inició con esta labor comercial, que hoy atiende a un gran sector de Pirque.

PREMIO AL SACRIFICIO

“Mi marido comenzó con ventas de carbón a orilla de camino, la gente le comenzó a pedir otros productos, frutas, sandías, melones, enseres varios, hasta que pudo salir adelante… el emprendimiento es casi de él, de mi marido”, afirma Carolina Marín.

La dama, mientras hace un alto en su quehacer con sus caseras, nos cuenta que la gente que conoce su vida comercial, premió el esfuerzo que han hecho para salir adelante con su negocio, “la gente premió nuestro esfuerzo, de hecho el nombre del negocio –El Esfuerzo- quiere reflejar lo que ha sido nuestra vida laboral, vendiendo en la calle, a orilla de camino, entonces la gente premió eso, premió el sacrificio”.

Llevan dos años y medios trabajando en verduras, meses sólo con este local, donde los vecinos los prefieren, “nuestros clientes saben que acá todos los días la verdura llega fresca, mi marido va todas las noches a Lo Valledor para tener, al otro día, verduras frescas por todos lados e incluso tenemos precios más baratos que la feria, lo que nos hace entregar, también, productos a otras verdulerías, almacenes y restaurants de Pirque”.

Palabras de reconocimiento tienen para sus clientes, los cuales han visto a este matrimonio hacerse a la vida comercial, claramente, “desde el suelo… nos han visto todo embarrados, sudando la gota gorda, lo que le ha gustado mucho a la gente, que, le reitero, nos ha premiado con sus preferencias”.

El ánimo comercial que lleva adelante a este matrimonio, va más allá de sólo poder ser ellos los únicos emprendedores, sino que ayudan a demás personas para que también lleven adelante su actividad, “nosotros no somos sectarios en nuestro quehacer, sino que ayudamos, entregando nuestra frescas frutas y verduras, a otros emprendedores para que tengan la oportunidad de crecer también”.

Carolina Marín, invita a sus clientes para que los conozcan y visiten su local comercial, “invito a mis clientes y a los que no los son todavía, para que nos visiten, ya que aquí encontrarán todos los días verduras frescas, todo de buena calidad, y aquí se ahorrarán lucas e incluso más que en ir a la feria… les pasó un datito a los pircanos, aquí toda la mercadería que nos queda del día, la rematamos por la tarde, así no nos quedamos con nada ya que todos los días vendemos muy fresco, recién llegado de Santiago” .

“El Esfuerzo”, sin duda retrata muy bien lo que ha sido la vida de este matrimonio que se desenvuelve en este local comercial junto a tres personas más, que, sin duda, le hacen honor a su nombre, poniéndole gran amor y cariño en la actividad que desarrollan. Ellos los esperan en la avenida Hernán Prieto, en La Católica, donde la señora Carolina le atenderá con agrado, “aquí los esperamos con harto amor y cariño”, concluye esta esforzada dama.

(Nota en edición impresa de sábado 29.6.19)