Comuna

25 marzo, 2019

“El Yiyo”: Un establecimiento con espíritu público en Pirque

“El Yiyo” Un establecimiento con espíritu público en Pirque

 

Con una vida dedicada al comercio principalmente y al servicio público también, don Vicente Severino Moraga, de 58 años de edad, decidió establecerse con un amplio local comercial en el sector de Baquedano, en El Principal de la vecina comuna, donde ya por varios años atiende a “El Yiyo”.

Su trabajo en orden al comercio se inicia a temprana edad de su vida, en su antiguo sector de residencia de Lo Arcaya. Ahí el rubro lechero y de quesos lo instan a incursionar en su venta, la que se proyecta al norte de esa comuna, Puente Alto: “Estuve dedicado al negocio prácticamente toda mi vida, empecé hace muchos años con la venta de leche, hacer quesos y llevarlos a Puente Alto, donde nos fue bastante bien, e incluso nos trasladamos a esa comuna con el tiempo”.

 

UN PLUS ESPECIAL

Don Vicente Severino agrega que su intención comercial lo llevó a trasladarse a Puente Alto donde instala una verdulería, en calle Uruguay donde estuvo 10 años, para luego cambiar radicalmente e incursionar en los caminos del servicio público.

Cuatro años estuvo dedicados a la gestión edilicia, acompañando a quien fuera alcalde de la comuna de Pirque, Jaime Escudero, para luego proyectarse a trabajar en la gobernación de la Provincia Cordillera, donde estuvo otros cuatro años: “Concluí el periodo con Jaime y me fui proyectando a qué iba a hacer en la vida; ahí me compré este terreno aquí en El Principal, me construí esta casa y habilitamos un local para dedicarnos al área comercial, desde ahí han pasado varios años en que estamos aquí atendiendo a la gente de este sector de Pirque”.

                “El Yiyo” está ubicado en la denominada calle Nueva en El Principal, local que además del rubro abarrotes y verduras, tiene una de las pocas “cajas vecinas” que existen ahí, “tenemos bastante competencia en el sector, pero lo que nos da el plus a nosotros, es que tenemos caja vecina, desde hace 5 años, y eso nos ha atraído gran cantidad de público, el que viene a realizar sus gestiones a la caja y nos aprovecha de comprar nuestra mercadería, lo que nos ha hecho mantenernos en el tiempo aquí”.

                Respecto de su clientela, don Vicente señala que existe un gran número de personas flotantes, sobre todo en el verano con la visita de gente al Clarillo y a las piscinas, pero también está su clientela fija ya sea los transportistas y los maestros que llegan a construir casas por este lugar que se ha poblado mucho últimamente.

Refiriéndose al nombre de su local, “Yiyo”, su propietario indica que se debe a la mascota que por años ha estado junto a ellos en este lugar, “cuando recién estaba iniciando esta actividad, muchos llegaban por estos lados y me preguntaron qué nombre le pondría al local comercial y lo primero que se me vino a la mente fue a mi mascota, “Yiyo”, y de ahí nunca más se nos ocurrió otro nombre que no fuera este”.

Su clientela y vecinos, son para don Vicente y su señora Isabel, gente muy buena, “yo vivía en un lugar muy tranquilo que era las Bandurrias, y sigue siendo tranquilo, pero creo que llegue a un lugar bueno, con mucho más gente, pero con buenos vecinos, nada que decir de ellos”.

El espíritu público de don Vicente, junto al ángel de la señora Isabel, hacen de este local uno de los preferidos de los vecinos, “aquí nos esmeramos por entregar una buena atención y el cliente ha respondido a eso, ya que muchos clientes llegan diciendo que ‘yo soy del Clarillo y me dijeron que aquí había muy buena atención’, y eso uno lo agradece al final, ya que es el sello que le hemos querido dar y gran parte de éste, se lo ha dado mi señora, doña Isabel, ella tiene un carácter especial para atender”.

                “El Yiyo” y su caja vecina esperan seguir trabajando por brindar una mejor y mayor atención a sus clientes, quienes los han hecho sus preferidos por años, entregándoles más que una atención comercial, un verdadero sentido social a la actividad que desempeña don Vicente y la señora Isabel, quienes les esperan en calle Nueva.

 

(Nota en edición impresa de sábado 23.3.19)

 

POPUPSHOM