Comuna

4 julio, 2018

Pyme puentealtina enfrenta demanda de multinacional

Se construirá ruca a petición de diversas organizaciones mapuches

 

Jaime Cifuentes Gil trabajó alrededor de 20 años en empresas del retail en el rubro mobiliario. Tras quedar un tiempo sin empleo, utilizó sus contactos y conocimientos en el tema, aventurándose con su propio emprendimiento.

Fue así como comenzó a vender muebles, mayormente a través de pedidos en Mercado Libre. “Al poco tiempo empecé  a generar ventas importantes y desde el sitio me pidieron un nombre para la ‘empresa’. Fui probando varios y por descarte llegué a Ikean”, indica Cifuentes. “Con el paso de los años abrimos una tienda en Puente Alto, en calle Eyzaguirre 92, más que nada para que los clientes  vinieran a buscar sus encargos y para que pudieran ver los productos en persona”, agrega.

Todo iba bien para la pyme del puentealtina en estos 4 años desde su fundación -la que actualmente da trabajo a 12 personas- hasta que en abril recibieron una notificación del estudio de abogados Alessandri sobre un recurso de revocación de dominio en su contra, debido a que la multinacional sueca Ikea se instalaría próximamente en Chile.

“La mayoría de las ventas las generamos a través de internet, desde nuestra web, Mercado Libre y Linio, por lo que  si nos quitan la marca será algo tremendamente negativo.  Fue sorpresiva esta notificación la verdad (…) El tema del nombre no generó ruido antes, y luego me entero que el Grupo Solari traerá ponto la franquicia Ikea a Latinoamérica en 4 países”, explica el microempresario.

De hecho, Ikean tiene un convenio con Ikea como distribuidor oficial de sus productos en Chile, algo que Cifuentes cree que quienes presentaron esta demanda desconocen.

“Yo viajé  Europa hace un tiempo y me reuní con gente de Ikea en Madrid. Les expliqué que nos dedicábamos a la venta y armado de muebles. Tras la junta, fuimos designados como distribuidor de Ikea en Chile, bajo el modelo Ikea Bussiness. De hecho, nos dijeron que había otros casos con nombres parecidos, pero esto no les afectaba a ellos como multinacional”.

 

LO QUE SE VIENE

Para dirimir esta situación, NIC Chile sorteó un juez árbitro, quien tiene un plazo de 20 días para dictar sentencia. En caso de quedar disconformes, las partes pueden presentar ante la Corte de Apelaciones un recurso de queja. También pueden como otra alternativa presentar un recurso de casación en la forma, en los casos que sea procedente legalmente.

Andrés Cuche, abogado del estudio Defiende tu Dominio, representa a Cifuentes en esta controversia. Cuenta que el profesional ya hizo una defensa contundente al respecto, quedando solamente esperar el fallo arbitral para ver qué pasos seguir a futuro.

 

(Nota en edición impresa de miércoles 4.7.18)

 

Imprimir