Comuna

8 julio, 2019

Taller mecánico de “La Católica” emprende en multiespecialidad

Taller mecánico de “La Católica” emprende en multiespecialidad

Los tres han coincido decididamente a emprender de acuerdo a lo que cada uno sabe realizar. E incluso, saben de eso de que la unión hace la fuerza, más aún en la actividad que desarrollan, ya que, para lograr dar solución acabada a las múltiples fallas de un vehículo, se debe contar con personas que manejen los conocimiento de las diferentes especialidades de la mecánica automotriz.

                Ya son más de cinco años que están unidos trabajando por hacer crecer un establecimiento que nació como un tímido taller y que hoy se proyecta, con amplia infraestructura a ser un gran centro automotriz, con distintas especialidades que también abarca la mecánica de maquinaria pesada. 

Ricardo Ordenes Valdés, Pedro Alarcón Morales y Juan Plaza Ramírez, mecánico automotriz, desabollador de automóviles y vulcanizador, respectivamente, laboran juntos en este multitaller que atiende a un gran número de clientes de Pirque y también, algunos que los siguen desde Puente Alto, los cuales conocen su calidad profesional.

Ricardo Ordenes, tenía su primer taller en la calle Circunvalación con Concha y Toro, donde atendía a conocidos clientes puentealtinos, como Homero Cliente, “Pata” de Fierro, Ramón López y Abel Santana, muchos de ellos fallecidos, señala.

Por su parte, Pedro Alarcón, indica que llegó a Pirque en el año 2000, trabajando anteriormente por 16 años en Coseche, empresa automotriz que feneció y desde ahí que se instaló en esta comuna. En tanto, Juan Plaza, trabajó por años en la vulcanización puentealtina El Esfuerzo, quien lleva años junto a sus colegas, señalando que llegaron a una humilde “casuchita” de madera y con su trabajo han podido surgir.

                Los tres coinciden en haber partido de cero en esta idea de aunar esfuerzos y comenzar a emprender de manera conjunta, con las mínimas condiciones económicas y de herramientas; en la práctica, se iniciaron “con las patas y el buche”, como ellos lo definen, agregado que “gracias a la confianza de la misma gente de la zona, hemos logrado llegar donde estamos”, admitiendo que les falta aún, pero que seguirán implementando mejor su lugar de trabajo.

                Sus clientes son los habitantes de la vecina comuna y también quienes los siguen desde esta capital provincial, donde se iniciaron con sus actividades.

                Sus objetivos se han cumplido, afirman, ya que desde que comenzaron han contado con la predisposición de personalidades solidarias, como Alejandro Tapia, quien les proporcionó el terreno en el cual se encuentran creciendo comercialmente, “aquí estamos, esperando que don Alejandro siga viviendo unos cien años más”, sonríen.

                En el aspecto familia, Ricardo, Pedro y Juan, gozan de un pasar emocional bastante equilibrado, con muy buenos integrantes, confiesan, en sus respectivos núcleos familiares, los cuales han logrado desarrollar y llevar por buen cauce; todos con hijos que han recibido una buena educación y que hoy se ven realizados con algunos profesionales y otros que estudian en universidades prestigiosas para realizarse laboralmente en un futuro próximo.

                Palabras de gratitud tiene este trio de mecánicos bien considerados en Pirque, para Alejandro Tapia, quien, a parte de darles una importante mano en su quehacer, a uno de ellos lo logró zafar de las garras del alcoholismo, ayudándolo a seguir por la senda laborar y a salir de ese flagelo que lo consumía luego de estar cesante. “El nos ha ayudado mucho, desde nuestros comienzos… creemos que gracias a esta manito que nos ha dado, hemos logrado salir adelante y seguir creciendo en nuestra actividad”.

                Esta trilogía de profesionales de la mecánica automotriz hacen gala de un esfuerzo significativo para lograr establecerse, primero, en una actividad que por sí sola se hace de prestigio, y por otro, con escuálidos recursos para iniciarse, pero que con el empeño de cada uno, han logrado levantar.

                Ellos están en calle Hernán Prieto, en el sector de La Católica, donde son conocidos por el trío de mecánicos que “llegó a reparar todo en Pirque”, e incluso su mejor pasar profesional. ¡Suerte!

(Nota en edición impresa de sábado 6.7.19)