Crónica

22 septiembre, 2017

Católicos oraron a Dios por la Patria y su gente

Católicos oraron a Dios por la Patria y su gente

Este acto tradicional que antecede al desfile cívico militar fue encabezado por el párroco de las Mercedes, Presbítero, Párroco de la Parroquia Nuestra Señora de las Mercedes, Alejandro Vial Amunátegui, quien realizó la prédica por la Patria, acompañado por el coro de este templo puentealtino.

En los escaños principales se ubicaban las principales autoridades de esta zona, encabezadas por el senador Ossandón, los diputados Pérez y Andrade, el alcalde Codina, junto a sus esposas, concejales y representantes de las fuerzas vivas de esta ciudad.

El sacerdote Alejandro Vial, a la hora de entregar su homilía, destacó que una vez al año se reúnen en esta parroquia sus autoridades y el pueblo fiel de la provincia Cordillera a dar gracias a Dios por la patria.

El máximo representante de esta iglesia dijo que hay que dar gracias también por nuestro pueblo, por este territorio donde nos ha tocado nacer, vivir y desarrollarnos. De la misma forma, agregó que este año ha habido muchos dolores que hay que sanar, “dolores en el vientre materno… yo sé que aquí hay algunas autoridades que han aprobado esa ley, pero para nosotros los creyentes, sin duda que la Ley de Aborto es un dolor grande”.

Alejandro Vial se refirió a los niños vulnerados, al SENAME, a la desprotección de los hijos de sus padres, a los adultos mayores que han sido abandonados y mal cuidados, lo que definió el sacerdote, como dolores del alma, dolores de la patria, “lo más grande por dar gracias a Dios, son los chilenos, pero como también los dolores más grandes, los vivimos por los chilenos que sufren… cómo podemos decir que nuestra alma está alegre, cuando no nos preocupamos unos por otros, cuando el individualismo crece de tal manera en este país”.

Más adelante, dijo que Chile tiene muchas tareas por delante, donde todos estamos involucrados y el sanar las heridas del país, es tarea, afirmó, de todos los chilenos. Al finalizar, señaló que debemos compartir este don que Dios nos dio, como es compartir una naturaleza privilegiada, “de compartir un alma maravillosa del chileno, ojalá que cada día sea con menos dolor y menos heridas”.

Esta Eucaristía de Acción de Gracias a Dios con motivo del cumpleaños de la Patria, concluyó con la entonación del himno nacional, coreado por todos los presentes.

FORCENTER