Crónica

18 julio, 2018

Claudio Bravo cumplió su promesa con el Club Juventud Internacional

Claudio Bravo cumplió su promesa con el Club Juventud Internacional

 

A principios de mayo, Néstor León, profesor del Club de Fútbol Juventud Internacional de Puente Alto -que se desempeña como preparador de arqueros – envió un mensaje a través de Twitter al guardameta chileno Claudio Bravo, con la intención de  solicitar ayuda para su  organización deportiva. Éste fue bien recibido por el portero que actualmente milita en el Manchester City.

Bravo se  comprometió en aquella oportunidad en agendar una reunión con los niños y jóvenes, aprovechando de darles una clase sobre la posición de arquero en su complejo “El Uno Campus” de su natal Buin.

“Varios padres me contaron que sus hijos llegaron hasta a llorar, pues a Claudio lo consideran un ídolo y un ejemplo a seguir”, señaló León en aquella oportunidad  a PALD al enterarse de la respuesta de Bravo, la que comunicó a sus pupilos.

Finalmente el esperado día llegó. Este jueves 5 de julio, Claudio Bravo cumplió su promesa: el golero hizo un alto en sus vacaciones en Chile para reunirse con el grupo de jóvenes futbolistas que participan de la escuela de porteros del Club de Fútbol Juventud Internacional de Puente Alto.

“Hoy fue un día mágico, ni la lluvia y el frío pudieron detenernos en nuestro propósito. Felicitaciones Néstor León, gran grupo de muchachos, que jamás se pierda la ilusión. #MisiónCumplida”, escribió el arquero nacional en su cuenta en Twitter tras el encuentro.

“Hoy cumplimos el sueño de todos estos pequeños. Linda jornada y día inolvidable. Con mucha lluvia y frio. Pero siempre con la ilusión por delante. Gran trabajo muchachos. Felicitación para todos”, añadió en otro posteo.

ENTRENAMIENTO BAJO LA LLUVIA

Para Néstor León, artífice de este encuentro, la experiencia fue “muy emocionante”, asegurado que los  niños la atesorarán durante toda su vida.

“Quiero agradecer en todo esto a la Municipalidad de Puente Alto, que nos facilitó un bus para poder ir hasta el Campus Uno en Buin, junto a los 18 niños, más el ‘profe’,  dos directivos y algunos padres. Todo el entrenamiento se hizo bajo la lluvia, lo que no importó a nadie. Claudio les contó su experiencia como jugador  y les recalcó que si querían ser porteros profesionales, todo en la vida se lograba con sacrificio y esfuerzo”, señala con emoción Leal.

(Nota en edición impresa de miércoles 18.7.18)

FORCENTER