Crónica

13 mayo, 2019

Daniel Aedo, 30 años de vocación y servicio al prójimo

Daniel Aedo, 30 años de vocación y servicio al prójimo

 

Este próximo 16 de mayo, el Suboficial Mayor de Carabineros de Chile, Daniel Aedo Parada (49), quien desempeña labores actualmente en la Subcomisaria San José de Maipo desde hace más de una década, pasará a retiro tras 30 años de servicio en la institución: sin duda una fecha que estará llena de emociones y de recuerdos.

“Soy el menor de 9 hermanos, mi padre, obrero, falleció cuando tenía tan solo 8 años, por lo que mi madre fue quien tomó las riendas de la familia, tarea en la que le ayudaron mis hermanos mayores”, indica Aedo, oriundo de Victoria, IX región.

Ya desde pequeño cuenta que sintió un interés por el trabajo que realizaban las organizaciones uniformadas, recordando los desfiles a los que asistía en su ciudad, de bomberos, militares y carabineros, a quienes admiraba. Ya mayor, vio en estos últimos  la posibilidad de proyectarse profesionalmente y a la vez, ayudar económicamente a su madre. Fue así como postuló a la institución, con buenos resultados, siendo enviado a la Escuela de Carabineros en la comuna de Cerrillos.

“Por esos tiempos, había ido en un par de ocasiones a la capital, pero de visita mayormente, por poco tiempo, no conocía mucho la verdad. Fue un cambio radical, el dejar a mi familia,  pero me fui con la esperanza de volver, de ser alguien en la vida, y que mi madre estuviera orgullosa”, señala el aún Suboficial Mayor.

Y en la Región Metropolitana sería donde Aedo desarrollaría su carrera profesional, siendo destinado primeramente a la 1ª. Comisaría Santiago, donde ejercería funciones hasta  al año 93, para ser enviado luego a la  36ª. Comisaría La Florida,  pasando después por la Subcomisaría de San José de Maipo, la 20ª. Comisaría Puente Alto, la 50ª. Comisaría San Joaquín, para,  finalmente, regresar a la misma unidad del Cajón del Maipo el año 2008, la que lo verá partir definitivamente en una semana más.

 

PASO POR SAN JOSÉ DE MAIPO

Su paso por la Subcomisaría San José de Maipo es una de las destinaciones a las que más cariño guarda, en la que se desempeñó un total de 16 años. “En la comuna se vive una vida más campestre, mucho más familiar, lo que creo favorece en gran parte el trabajo policial. En lo personal, estuve seis años trabajando en la Oficina Comunitaria (MICC), por lo que pude tener un contacto más cercano con las personas, las organizaciones sociales, como juntas de vecinos y clubes de adulto mayor, por ejemplo”.

Pronto ya a su retiro,  señala que “uno se va con nostalgia. Eso sí, no me voy triste, todo lo contrario, pues tuve un buen pasar por las diferentes unidades en que ejercí labores, y  los mandos siempre me apoyaron en mi trabajo, el que realicé siempre de la forma más profesional posible. Dejaré  atrás a muchas personas, desde civiles como camaradas de armas, que siempre me demostraron su cariño y apoyo, los que si echaré de menos”.

Sobre proyectos futuros, una vez que abandone carabineros, dice que por el momento desea descansar y recuperar el tiempo con la familia, el que muchas veces es escaso debido a la función policial.

Finalizando, envía un mensaje a los lectores de PALD: “Sigan creyendo en los buenos Carabineros, pues hay muchos, los que siempre estarán para ayudarlos, aconsejarlos y orientarles”, concluye.

(Nota en edición impresa de sábado 11.5.19)

1_Aviso Puente Alto al día 17x22,5