Crónica

28 febrero, 2018

Dirigente del fútbol no logra “salvar” a JUPA

Dirigente del fútbol no logra “salvar” a JUPA

 

Miguel Vargas Cofré, ex dirigente deportivo puentealtino, tenía mucha fe de salvar a este club con trayectoria en esta capital provincial, e incluso pensaba hacerse cargo de la deuda que mantiene en Tercera División, pero lamentablemente en el camino se encontró con muchos obstáculos y deudas tras deudas, una Personalidad Jurídica sin renovar y unas boletas sin rendir de un proyecto con el Instituto Nacional del Deporte (IND).

En estos momentos Juventud Puente Alto no existe, hasta que se solucionen los problemas económicos que mantienen en Tercera División por un millón ochocientos mil pesos y que los dejó afuera del torneo 2018.

Sobre este tema nos acota el ex dirigente deportivo y ahora empresario, Miguel Vargas: “Bueno, hace algunos días yo había anunciado por este propio medio hacerme cargo de Juventud Puente Alto, la verdad, haciendo todas las gestiones, me contacté con el presidente de Tercera División, Martín Osses, y con el vicepresidente Antonio Medina, quienes me dijeron que Juventud Puente Alto este año era imposible que participara en Tercera División, ya que los dirigentes del club no se acercaron a solucionar el tema de la deuda por un millón 800 mil pesos y como no se acercó ningún dirigente de Juventud Puente Alto para solucionar el problema, quedaron fuera del torneo para este año”.

A todo esto los dirigentes de Tercera División le recomendaran a Miguel Vargas que participara en el torneo de Novatos: “Bueno, como yo he sido dirigente y se cómo es el movimiento, me asesoré primero como estaba el tema de la Personalidad Jurídica, que estaba hecha en IND en la cual ya venció, y con esto los dirigentes del club JUPA no están vigentes,  porque en agosto 2017,  la directiva, tendría que haber llamado a elecciones para regularizar este trámite, no lo hicieron, y más encima ellos ganaron un proyecto Infantil que fue de un millón quinientos mil cuarenta y un peso, el cual no han rendido, por lo tanto están suspendidos, por lo tanto no se puede hacer nueva directiva hasta cuando se haga una rendición de cuentas en el IND por parte de ese directorio”, indicó Vargas.

También Miguel Vargas agregó que se comunicó con el último presidente de JUPA, con quien no alcanzó ningún tipo de acuerdo, además señalándole a Vargas que si quería ser socio del club, tenía que aportar dinero.

Con esta respuesta y problemática legal, Miguel Vargas desechó sus aspiraciones de ser timonel del JUPA hasta que no se solucionen problemas que les atañen a la directiva que dejó el club en estas condiciones. Lamentable. En tanto, en estos momentos Juventud Puente Alto se encontraría engrosando la lista del DICOM del Fútbol y muy complicado para retornar a Tercera División.

 

(Nota en edición impresa de miércoles 28.2.18)