Crónica

8 enero, 2018

El último y emotivo adiós a Jorge Marín

El último y emotivo adiós a Jorge Marín

 

Este 29 de diciembre, finalizando ya el 2017, dejó de existir en el Hospital Sótero del Río el destacado y querido Relacionador Público del Centro Mutual Melchor Concha y Toro, Jorge Marín Calderón, producto de una anemia aguda que venía afectando su salud en los últimos meses.

Fue justamente la centenaria institución puentealtina, de la cual era miembro desde hace ya 16 años, donde fue velado don Jorge, con una Guardia de Honor que se mantuvo hasta el domingo 31, la que le rindió homenajes. Cientos de personas pasaron por sus dependencias entregando el último adiós, entre familiares, amigos, socios y autoridades.

Conjuntos folclóricos también se hicieron presentes en la ocasión –pues la cueca era una de la grandes pasiones de Jorge Marín- entre ellos “Los Puntillanos”, “Los Amigos de Coyhaique” y el grupo de niños “Alegría Down”: de estos últimos, don Jorge era su padrino, responsabilidad que desde ese momento asumieron su viuda Francisca Ávila y sus dos hijos, siendo uno de los momentos más emotivos de la jornada.

En el recorrido final –previo a que socios entonaran el himno del Melchor Concha y Toro a modo de última despedida- el cortejo fúnebre avanzó por las calles de Puente Alto, pasando por el Club Deportivo Lautaro, ubicado en Nemesio Vicuña, institución deportiva en la que Jorge Marín fue presidente en su juventud, en donde se le rindió un sentido homenaje, para posteriormente dirigirse al Cementerio Parque El Prado, lugar en que sus restos descansarán hasta la eternidad.

 

IMPULSOR DE “LAS TERTULIAS DEL MELCHOR”

Luis Marín, socio del Melchor Concha y Toro, agradece el inmenso cariño que la comunidad puentealtina demostró tras la partida de su hermano. Con emoción, cuenta que la gente “no paraba de llegar” a las dependencias de la  centenaria institución para dar el último adiós al relacionador público de la entidad.

“Jorge ayudó a dar mucho más renombre al Melchor, pues él fue el gran impulsor de las tertulias que realizamos los días jueves, dos veces al mes. Trajo a grandes artistas, entre ellos Pedro Messone, Palmenia, Pizarro, Vicente Bianchi,  así como también a destacados personajes locales,  quienes nos contaban sus historias. La cultura estaba presente acá gracias a sus gestiones”.

En este mismo punto, don Luis afirma que quien asuma a futuro esta tarea tendrá una difícil misión. “No es porque sea mi hermano, pero creo que Jorge dejó la vara bien  alta.  De hecho lo conversamos con algunos socios también. Eso sí, su alma siempre estará presente entre nosotros en cada uno de esto encuentros”, concluye.

En el cementerio El Prado, continuaron los homenajes al recordado Jorge Marín, lugar donde descansa en paz.

 

(Nota completa editada en edición impresa de sábado 6.1.18)

FORCENTER