Crónica

14 marzo, 2018

Feria Grande de Puente estrenó sus nuevas carpas

Feria Grande de Puente estrenó sus nuevas carpas

 

 

El pasado 18 de diciembre se llevó a cabo un acto con bombos y platillos bajo  el nombre “Modernización de la Feria Grande Puente Alto”, en la que feriantes de la comuna, en las afueras de su sindicato, recibieron sus nuevos puestos y carpas, contando de esta forma con una mejor infraestructura y mobiliario para desarrollar su trabajo.

En esta  modernización de la Feria Grande el monto del subsidio destinado por el alcalde y el Concejo Municipal para fortalecer el trabajo que realizan los feriantes en la comuna ascendió a los $44 millones de pesos, a los cuales se sumaron $ 22 millones 500 mil pesos dispuestos por los comerciantes, dinero en lo que se ha invertido en más de 440 nuevos módulos y carpas.

Finalmente, el sábado 3 de marzo, los feriantes de la comuna estrenaron su nuevo inmobiliario, orgullosos de este gran logro que desde hace tiempo venían anhelando  y que hoy logra concretarse.

Claudia Sánchis, directora del Sindicato de la Feria Grande Puente Alto se muestra muy feliz por esta “nueva cara” que presenta la feria.

“La clientela se ha dado cuenta de que estamos mucho más ordenados, de que todo se ve mucho más bonito. No hay cordeles en el medio, por ejemplo, y eso influye mucho en la estética, la que cambió bastante. Los espacios por donde transita la gente también ahora son más amplios, por esta misma razón”, señala.

Cuanta que desde hace dos años que venían luchando por obtener su nueva infraestructura. Hoy, la feria luce mucho más uniforme. “Me siento muy contenta tanto como dirigente y como feriante, puesto que todo esto no solo es un beneficio para nosotras, sino que también para nuestros caseros y caseras, pues les estamos que ofreciendo un servicio de mucho mejor calidad”, segura,

Roberto Rojas, presidente de la Feria Grande de Puente Alto, comparte las palabras de su compañera, y agradece en este proyecto a la municipalidad y al alcalde Germán Codina por su gestión al respecto.

“Creo que con esta modernización de la Feria Grande llegará incluso más gente, pues el servicio mejoró bastante. Las estructuras eso sí son un poquito pesadas, lo que puede complicar más a las personas de mayor edad, pero acá siempre nos ayudamos entre todos, así que no es problema. Estamos todos muy contentos, incluso hay un mejor ánimo en el ambiente”, afirma.

 

(Nota en edición impresa de 14.3.18)