Crónica

12 septiembre, 2018

Hilda Benavides: una emprendedora y servidora social de lujo

Hilda Benavides una emprendedora y servidora social de lujo

 

Hilda Benavides López, jefa de hogar, con tres hijas, vive en el sector El Caleuche de Bajos de Mena; es bombera, trabaja en forma independiente en el área de alimentación. Es emprendedora, y tiene lo que ella denomina como su propia pyme.

Llegó en el año 2007 a Puente Alto, oriunda de Parral; de Quinta Normal se trasladó a esta comuna donde se ha transformado en  una ágil servidora social de Bajos de Mena, trabajando por la comunidad en varias áreas.

 

FUNDADORA DE LA COMPAÑÍA DE BOMBEROS

            Esta destacada servidora social es una de las fundadoras de la Compañía de Bomberos de Bajos de Mena: “Soy una de las iniciadoras de la compañía de este sector, pero yo no soy operativa, porque no tengo los cursos, ya que no los realicé por problemas de salud, y todo esto se inició por ahí por el 2014 ó 2015, se propagaron unos incendios, uno de ellos fue justo frente a la sede donde se quemaron dos niñitos; al año siguiente, en febrero 2015, murió una pareja, ayudamos a apagarlo… desde ahí vino esto de crear una compañía en nuestro sector”.

   

EN OTRAS INSTITUCIONES

Hilda Benavides también coopera y colabora en el Club de Adulto Mayor Las Azucenas: “Soy integrante de este Club de Adulto Mayor, soy socia honoraria, donde coopero y colaboro con este club donde todos realizamos alguna actividad los días lunes, también tomamos onces y hacemos algunos trabajos para los abuelitos en conjunto con sus presidenta acá en la sede del Caleuche… para mí es muy importante trabajar con la tercera edad y eso me hace muy feliz”.

Benavides López, además integra el cuerpo de voluntariado de la Fundación Amor por el Postrado (APOST), que dirige Alejandra Guzmán acá en esta comuna: “Esta Fundación es muy importante donde trabajamos y colaboramos con las personas que están postradas, es un trabajo que hago con mucho cariño, por lo que me siento bendecida por ayudar al prójimo”.

            Nuestra protagonista tiene su propia empresa en el rubro alimentación, de nombre “La Divorciada”, donde elabora colaciones, empanadas, pan amasado y otras exquisiteces: “Tengo mi pequeña empresa hace 8 años, pero no tengo local, igual faltan recursos para colocar un local, además vivo en un segundo piso, preparo empanadas, vendo colaciones, pan amasado, en la época del choclo preparo pastel, además trabajo sola, falta el empujoncito para salir adelante y transformarme en una empresaria de este sector”, concluye. 

 

(Nota en edición impresa de miércoles 12.9.18)