Crónica

5 marzo, 2018

Matrimonio agradece a equipo de “Ventanas Abiertas”

Matrimonio puentealtino agradece a equipo de “Ventanas Abiertas”

Doña Herminda Araya y Daniel Bustos se conocen desde hace 10 años y hace un tiempo consumaron su amor, decidiendo unir sus vidas en matrimonio.

Lamentablemente la salud de ambos no es de las mejores. Doña Herminda presenta patologías tales como insuficiencia renal, artrosis degenerativa, diabetes y tiroides, lo que hace que salir desde su hogar en Villa Chiloé será una tarea complicada, debiendo movilizarse a todos lados en una silla de ruedas.

La pareja recientemente se acercó al Departamento de Discapacidad de la comuna, donde fueron atendidos por  Ana Madrid, Asistente Social, quien al ver su situación los derivó al programa “Ventanas Abiertas”, una hermosa iniciativa nacida en Puente Alto, la cual tiene por objetivo entregar un momento de alegría y esparcimiento a los vecinos de la comuna con problemas de movilidad.

En cada salida que se realiza a través de este programa la persona va en compañía de familiares y de un equipo especializado de profesionales de la salud (kinesiólogo y psicólogo), que asisten a los pacientes durante el viaje, otorgándoles comodidad y una atención de calidad.

Fue así como a la pareja , gracias a “Ventanas Abiertas” pudo disfrutar hace unas tres semanas de un día de actividades en el Cajón del Maipo, vistar lugares como El Manzano y el  centro de la comuna, para alegría de doña Herminda y Daniel, quienes muy felices disfrutaron de esta salida, la primera que realizaban juntos en muchos años.

 

EMOCIÓN Y FELICIDAD

“Para nosotros, este paseo fue en verdad como nuestra “Luna de miel”, pues no habíamos ido a ninguna parte después de casarnos. Estamos tremendamente agradecidos del equipo multidisciplinario que nos acompañó en este bello viaje, quienes estuvieron preocupados en todo momento de mi señora, al kinesiólogo Dennis Zavala, al psicólogo Matías Lazcano y a Claudio Escobedo, conductor de la van”, indica Daniel.

Aún muy emocionado por la experiencia, Daniel dice que le cuesta expresar con palabras lo vivido ese día junto a su señora, pues ver la felicidad en su rostro era algo maravilloso.

Aprovechando el espacio, agradecer también a la Dirección de Desarrollo Comunitario de Puente Alto (DIDECO), entidad que los han ayudado bastante a salir adelante en su complicada situación.

 

(Nota en edición impresa de sábado 3.3.18)

FORCENTER