Crónica

8 julio, 2019

Partido amistoso a ciegas: Selección de Goalball frente a Colo Colo

Selección a ciegas

Compartir en una cancha de fútbol con estrellas del balompié nacional, es un sueño que muchos niños del país desean cumplir algún día, al igual que los integrantes del Club Deportivo Goalball Municipal de Puente Alto, quienes el pasado martes 2 de julio, llegaron a las dependencias de Macul para conocer a las figuras de la institución, y enseñarles cómo se practica el único deporte creado específicamente para personas ciegas y con baja visión.

El alcalde de Puente Alto, Germán Codina, quien hace más de dos años impulsó la creación de este equipo de goalball, expresó: “Entregar las mismas oportunidades a jóvenes que no tienen la posibilidad de ver el mundo de nuestra manera, es una tarea que nos hemos propuesto para crecer en inclusión . Pero también me gustaría agradecer a Colo Colo, y en especial a los jugadores Esteban Paredes, Javier Parraguez, Omar Carabalí y Felipe Campos, por compartir con nuestro equipo, y por ayudarnos a incentivar la práctica del deporte y la vida saludable a través de actividades como esta”, afirmó el edil.

El juego que cuenta con dos categorías, para hombres y mujeres, consiste en tratar de anotar un gol en el arco contrario con la mano. Los participantes, 3 por equipo, se disponen acostados en el suelo y con antiparras para impedir cualquier grado de visión, intentan anotar goles en el arco rival. La pelota tiene un cascabel en su interior, para que los jugadores puedan percibir su ubicación.

La selección de goalball de Puente Alto, que tiene entre sus filas a 16 deportistas, busca aprender las diferentes técnicas que presenta este deporte paralímpico, y mejorar la condición física de sus integrantes por medio de los entrenamientos que se desarrollan en el Complejo Educacional Consolidada y en el Gimnasio Municipal Irene Velásquez todas las semanas. 

Tomás Montenegro, es uno de los jugadores que destacan en el team puentealtino. El estudiante que cursa quinto año de Derecho, y que cumple labores como procurador, comentó que la actividad física cumple un rol fundamental en su vida. “El deporte me permite crecer en otro ámbito, y tener una vida mucho menos sedentaria. En nuestro país es complicado encontrar un lugar donde se practiquen disciplinas paraolímpicas, y en Puente Alto encontré este espacio, porque es una de las pocas comunas que realmente está avanzando y apoya a las personas con discapacidad”, agregó.

Tras finalizar el partido, los practicantes de goalball aprovecharon de compartir con sus ídolos, tomarse fotografías y recibir algunos reconocimientos de las autoridades presentes. Sin duda, fue un día que no olvidarán, donde practicaron con profesionales que, en esta instancia, fueron aprendices de una disciplina que integra y se abre camino en el deporte paralímpico. ¿El resultado? 1-1. Aunque solo quedó para la anécdota y el recuerdo de los jóvenes con discapacidad visual.

(Nota en edición impresa de sábado 6.7.19)