Crónica

4 septiembre, 2018

Sentido homenaje a Raquel Galleguillos y Alfredo Muaiad

Sentido homenaje a Raquel Galleguillos y Alfredo Muaiad

 

Tras la ceremonia de las celebraciones de las Bodas de Oro el pasado 10 de agosto en el Gimnasio Municipal Irene Velásquez a las parejas puentealtinas -oportunidad en la que estuvieron presentes diversas autoridades locales- el matrimonio conformado por  don Alfredo Muaiad y doña Raquel Galleguillos, quienes cumplieron 60 años de casados, fueron cordialmente invitados posteriormente a disfrutar de una once con su club de adulto mayor Los Cóndores Plateados.

En el CAM los recibió su presidenta, Margarita Vergara, la “dueña de casa”, junto a los socios, quienes los felicitaron y les demostraron su gran cariño, por estas ya seis décadas de feliz matrimonio rindiéndoles en cierta medida un sentido homenaje a una de las parejas más queridas de la comuna.

Pero aún faltaba una gran sorpresa para coronar la jornada… de pronto, aparece un carro bomba, escuchándose su particular sirena: eran  voluntarios de la 2º Compañía de Bomberos de Puente Alto, quienes también se sumaron a esta celebración, rindiendo honores al matrimonio.

“Para nosotros que llegara bomberos fue una gran sorpresa también, ¡y más aún en su carro bomba! imagínese lo que fue para don Alfredo”, señala Margarita.

“Para mí, que soy bombero hace 62 años, siendo la primera antigüedad de la Compañía, fue algo muy lindo. La brigada juvenil lleva mi nombre, y cada vez que los veo me emociono”, señala don “Fredy” con la voz entrecortada, mientras toma la mano de su mujer.

 

CON AMOR Y “PACIENCIA”

El matrimonio cuenta que en estos 60 años de casados han pasado “por las buenas y por las malas”, pero siempre ha predominado el amor “y  la paciencia” según admite doña Raquel, siendo éste uno de los “ingredientes secretos” para llevar una buena relación con el tiempo.

“Comenzamos  pololear muy jóvenes”, indica don Alferdo. “Ella tenía 15 años y yo 17. La conocí en el club de básquetbol Victoria. Me llamó la atención su belleza, y parece que yo le gusté, porque después me envió saludos con una amiga”, agrega entre risas.

Comentan que se ha casado dos veces: la segunda fue al cumplir  50 años de matrimonio, oportunidad en que renovaron sus votos de amor, en una ceremonia que tomó lugar en la Parroquia Nuestra Señora de las Mercedes  -lugar donde unieron sus vidas en juventud- con los mismos invitados que estuvieron en su boda medio sigo atrás.

Eliana Riveros, secretaria de Los Cóndores Plateados, afirma que para ellos es un privilegio que don Alfredo y doña Raquel sean parte del club. “Ellos se quieren mucho, se cuidan el uno al otro. Son un gran ejemplo para todos nosotros. Les tenemos un enorme cariño”.

(Nota en edición impresa de sábado 1.9.18)