Crónica

28 febrero, 2018

Vecinos, bomberos y carabineros prestaron ayuda en incendio

INCENDIO SAN GERÓNIMO

La mañana del viernes 16 de febrero, la vivienda ubicada en calle Los Alguaciles 0861 (Población San Gerónimo)  comenzó a emanar humo desde su entretecho, todo producto de un supuesto cortocircuito que inició las llamaradas.

Los vecinos se percataron del hecho, alertando a sus moradores (padre e hijo), que aún no se daban cuenta de la situación. Fue así como se forzó la puerta del inmueble para que pudieran salir don Juan Carlos Alfaro junto a su hijo Miguel, quienes veían con impotencia como las llamas consumían su casa.

Mientras llegaba bomberos de la 2ª. Compañía de Puente Alto, las personas trataron de controlar el incendio con mangueras, baldes y lo que se tuviera a mano, a la vez que rescataban los muebles y enseres desde el interior de la vivienda.

Carabineros de la 62º Subcomisaría San Gerónimo llegaron al lugar en una patrulla a prestar auxilio. El Carabinero Diego Sanhueza, al hacer su arribo el carro bomba (que sólo venía con el conductor) no lo pensó dos veces, tomando el pitón e ingresado al domicilio a apagar las llamas.

Cabe mencionar que un camión aljibe de la municipalidad que se encontraba regando áreas verdes en las cercanías, también concurrió al llamado de ayuda.

Lamentablemente el fuego alcanzó la vivienda colindante de doña Paola Cáceres, pero gracias a la ayuda y colaboración de vecinos, bomberos y carabineros, el incidente no tuvo pérdidas mayores que lamentar.

 

AGRADECIMIENTOS

“Estaba con mi padre, cada uno en sus respectivas piezas, cuando escuché desde afuera que se nos estaba quemando la casa.  Salgo de mi habitación, lo despierto y veo el techo de la cocina y el living con mucho fuego. Un vecino echó abajo al puerta y logramos salir… todo se consumió muy rápido, en segundos, pero gracias a la ayuda de las personas, de Carabineros y bomberos, hoy estamos bien. Se portaron todos un siete con nosotros, de verdad que les agradecemos de corazón”, señala a PALD Miguel Alfaro, hijo de don Juan Carlos, dueño de la primera vivienda consumida por las llamas.

El carabinero Diego Sanhueza cuenta que ese día junto con el Sargento 2º Edgardo Franco les avisaron del suceso, concurriendo de inmediato al lugar. “Juntos ayudamos, en lo que pudimos, tomando yo la  manguera de bomberos, mientras otras personas me ayudaban a mantener el equilibrio debido a la fuerza de la presión del agua en el pitón. Hicimos lo que estuvo a nuestro alcance”.

Vecinos y afectados por el sinestro fueron el pasado martes 20 de febrero a la subcomisaria San Gerónimo a agradecer a los uniformados por su valiosa ayuda (pues fueron los primero en llegar) sumándose luego en dichas labores el capitán Luis Alvarado, el subteniente Henry González, el sargento 2º Hernán Retamal ye el cabo 2º Cristián Silva.

FORCENTER