Policial

26 noviembre, 2018

Capitán Herrera: “Me voy tremendamente agradecido”

san josé de maipo

A mediados el mes de enero del 2019, el Capitán Franco Herrera Quezada (36) Subcomisario de la Subcomisaría San José de Maipo, dejará su cargo en la unidad policía, siendo destinado a la  2º Comisaría de San Felipe, dependiente de la Prefectura Aconcagua de la Quinta Zona de Valparaíso. El capitán Oyarzún, proveniente del norte del país (Arica), será quien ocupe su lugar desde la fecha antes mencionada.

Con mucha emoción, el Capitán Herrera conversó con PALD, contando sobre sus casi 4 años al mando de la Subcomisaría, a la cual llegó en febrero de 2015, desde la comuna de Coyhaique (región de Aysén), donde estuvo por un periodo de tres años. “Anteriormente, realicé un curso de montaña, en Los Andes especializándome en servicios d de frontera, lo que me llevó a la Patagonia y luego al Cajón del Maipo”, señala a PALD.

Oriundo de San Felipe, es el primero en su familia en seguir la carrera uniformada. “Me ‘picó el bichito’, como se dice, en la enseñanza media. Recuerdo que un día fueron al colegio  unos oficiales de la Escuela de Carabineros a realizar una charla, contando sobre su trabajo, y me gustó bastante. Postulé posteriormente, quedando en la segunda oportunidad. Entré a los 18 años a la institución, llevo en ella  gran parte de mi vida. Puedo decir que aprendí a ser adulto en carabineros de Chile”, afirma.

 

“UN CAJONINO MÁS”

En Villa O’Higgins, su anterior destinación, el Capitán estuvo al mando de la Subcomisaría de un pueblo de alrededor de 550 habitantes: es por esto que su traslado a San José de Maipo en 2015 constituyó para él un gran desafío.

“Llegue a una comuna gigante, de realidades distintas, con catástrofes naturales, con muchas movilizaciones sociales por el tema principalmente de Alto Maipo, con una alta población flotante, con problemas de seguridad, accidentes de tránsito, personas extraviadas en la cordillera, etc. tuve que ir aprendiendo sobre la marcha, tarea en la que conté con la valiosa ayuda de la municipalidad, del alcalde Pezoa, quien fue un excelente aliado que sentí como un compañero de trabajo”.

Al hacer un balance de su gestión, sostiene primero que todo, que su trabajo en la comuna “fue una experiencia por sobre todo enriquecedora. Me voy tremendamente agradecido de San José de Maipo, con la camiseta puesta, ya que me siento un cajonino más. Muy feliz con el cariño que la gente, autoridades y vecinos me han expresado, sobre todo con mi familia, mi hijo se crio acá y mi señora trabaja en la comuna. A nivel personal, puedo decir que con la logística que contábamos, pudimos hacer mucho, y los resultados así lo demuestran, pues en estos último 4 años los delitos en San José han disminuido y siguen a la baja”.

 

(Nota en edición impresa de sábado 24.11.18)

AVISO