Policial

22 febrero, 2018

Violaba a sus víctimas y luego les pedía perdón por whatsapp

F899C09C-21E9-431F-9842-493FA3B7DA40

Por tres semanas, Manuel Díaz Valdés, fue un violador en serie y seleccionó a sus victimas para abodarlas sobreseguro, llevándolas a sitios eriazos de la comuna para perpetrar allí abusos sexuales y violaciones sobre estas mujeres.
Carabineros de Puente Alto comenzaron a recibir una serie denuncias de mujeres adultas que entregaban su desgarrador relato, los que luego eran derivados al 35 Comisaría de Delitos Sexuales.
Cada una de ellas entregaba detalles que fueron configurando para el Ministerio Público un patrón de conducta y modus operandi del agresor.
“Al final se juntaron varias causas con un modus operandi similar y bajo esa circunstancias, se comienzan a recopilar antecedentes y se da cuenta que un mismo imputado”, explicó a PALD, Michael Flores, fiscal especializado en causas sexuales de Puente Alto.
El 16 de octubre del año pasado, Díaz Valdés abordó a una de sus víctimas, obligándola a subir a un vehículo rojo -citycar- que conducía por las calles de Puente Alto.
Al interior del móvil le ató las manos y le vendó los ojos con cinta adhesiva a la mujer, a quien golpeó de manera reiterada para someterla.
Tras conducir por dos horas junto a su víctima, condujo el vehículo hasta un sitio eriazo, donde la violó. Luego, le revisó el bolso y robándole algunas especies de valor; tras ello, la dejó abandona en la vía pública.

El padre de una de las víctimas se da el trabajo de ubicar a este violador, quien fue detenido por Carabineros.

(Detalles en edición impresa de sábado 26/2/18)

FORCENTER