Reportaje

20 agosto, 2018

El agua: tesoro escaso en Pirque

El agua tesoro escaso en Pirque

 

Las cifras son más que elocuentes: a la fecha solo han caído en la región Metropolitana 119,4 mm de precipitaciones, siendo lo normal a la fecha de 260,4 mm.

Para aumentar lo gris del panorama, es que el año pasado a esta misma fecha habían caído 190,2 mm de agua.

De acuerdo a los datos de la Dirección Meteorológica de Chile, la zona de Gran Santiago tiene un déficit actual del 54 por ciento, ya que los registros históricos indican que lo usual es que a este periodo que ya se hayan acumulado 341,8 mm.

Este es el panorama actual y donde la escasez hídrica ya comienza a sentirse en algunos puntos de la provincia, como Pirque, donde el agua se está transformando en un tesoro y donde ni los propios canalistas pueden asegurar el vital elemento para el regadío de sus propias plantaciones.

Aunque la actual situación no es para generar alarma pública, lo cierto es que el tema produce inquietud entre la gente que vive del agua que baja de la Cordillera, ya que cada vez el volumen del líquido cristalino baja de nivel.

 

CONSUMIENDO EL AHORRO

 

Durante más de un mes, los canalistas de Pirque estuvieron realizando trabajos en los conductos de la zona de San Juan, donde un grupo importante de vecinos también tienen derecho sobre un volumen de agua, el que ocupan, por lo general, para quehaceres del hogar y el regadío de patios de sus respectivas parcelas.

Estas obras, hicieron que las familias no contaran con el vital elemento durante todo este lapso de tiempo, como ocurre en varios puntos de la comuna rural.

David Le May, administrador de los canalistas, sostuvo a Reportajes de PALD que las obras no podían esperar más, las que estaban pendientes desde el último terremoto.

“Aún estamos sacando algunos detalles. Esta semana deberíamos estar entregando el trabajo. Tuvimos que hacer un bypass porque teníamos un problema en el canal, producto del último terremoto”, indicó a Reportajes de PALD.

Asimismo, a medida que los trabajos de los estanques de Aguas Andinas avancen, les sería imposible ingresar con maquinaria pesada al lugar.

Todas estas faenas derivaron en el corte de agua y escurrimiento de ésta por los canales, en especial por una boca toma que nutre a un número importante de habitantes de San Juan.

“Estoy con vecinos viendo esta situación ahora, en relación a que se debe realizar algunas mejoras”, apuntó.

Respecto al corte del agua, Le May precisó que por lo general se debe a la “limpieza” de los canales, situación que se da en todo Pirque y donde en algunos puntos se demora hasta dos meses.

Consultado sobre la presión del agua, manifestó que todo dependerá cuánta traiga el río.

“Cada accionista, tiene cierta cantidad de acciones y eso se traduce en agua. Si el río trae cero, uno se queda con un papel no más”, remarcó.

Para el administrador de los canalistas de Pirque, este año lo mermado de las precipitaciones traerá problemas durante el verano.

“Vamos a estar bien complicados”, remarca.

¿Puede haber racionamiento para los propios canalistas?

-No lo sé. Eso sí que no lo sé.

El representante de los canalistas, fue claro en sostener que la actual situación hídrica no es la misma que hace diez años, ya que el Maipo cada vez viene con menos agua y la sequía se prolonga.

“Si siguen las condiciones meteorológicas como estamos, vamos a tener problemas en verano -para consumo humano y riego-. Ojo que esta agua es para riego”, aclaró.

Pero el administrador de los canalistas va más allá y cree que ya se llegó a un punto sin retorno, ya que se comenzó a utilizar los ahorros hídricos que entregan los glaciares.

 

“El problema que se está dando es que los glaciares están retrocediendo y los estamos consumiendo. Eso es uno de los temas que se está dando. Cuando desaparezcan los glaciares qué va a pasar. Habrá solamente el agua que cae en el invierno, pero como se ve que esta no es suficiente, nos estamos consumiendo un ahorro que teníamos arriba en la cordillera”, dijo categórico David Le May.

 

VECINOS SIN AGUA

 

El sector de San Juan ha estado bajo una gran presión este año, luego que comenzarán los trabajos de los estanques de reserva de emergencia de Aguas Andinas.

Polución, ruidos molestos y tránsito de camiones pesados y con carga, ha sido la tónica desde hace un par de meses, cambiando el estatus de una zona placentera.

A esto, se sumó que por más de un mes los vecinos -que se nutren de una boca toma en especial (La Sirena, por ejemplo)- estuvieron sin agua, debido a los trabajos de los canalistas.

La mayoría de las familias tuvo que comprar agua, a fin de poder contar con el vital elemento en el hogar.

Sofía Melo, dirigenta social del sector, explicó que una de las fórmulas para obtener el agua ha sido el de cancelar $40.000 por cinco mil litros de agua, precio rebajado en un 50 por ciento por parte de la municipalidad.

“Hay gente que no tiene ese dinero muchas veces. Además han sido cinco semanas, donde algunas familias han tenido que volver a comprar”, comentó Sofía Melo.

Respecto a este tema, el alcalde de Pirque, Cristián Balmaceda, conversó con Reportajes de PALD, manifestando que este tipo de situaciones siempre se da en esta época del año.

“Considerando que en esta época, todos los años se cortan los canales para sus limpias, la municipalidad no solo ha estado pendiente de lo que sucede en San Juan, si no que en todo Pirque que se ve afectado por las cortas de agua durante 15 días”, precisó.

 

Sobre la colaboración a las familias afectadas por los cortes, aseguró que a los  vecinos que han solicitado ayuda, se les envía un camión aljibe con agua.

“En el caso de San Juan ya mediamos por la limpia del canal que abastece de agua al sector, consiguiendo que los canalistas limpien ese canal considerando que a ellos no les corresponde por ser un canal secundario. Los canales secundarios los deben mantener los usuarios del agua y esto es a nivel nacional. Sin embargo como el canal de San Juan es un canal grande y está al lado del canal matriz de los canalistas, llegamos al acuerdo que cuando se embanca, los canalistas ayudan en limpiarlo”, aseveró la primera autoridad municipal.

El problema que genera la limpieza de canales no es nuevo, ya que se da por precaución y mejoramiento del desplazamiento de las aguas a través de los ductos.

Sin embargo, el administrador de los canalistas advierte que los dueños de uso de agua, deben invertir en infraestructura y equipamiento para que se tenga agua de manera “normal”.

“Ellos tienen que empezar a tecnificar. No es simplemente esperar que le llegue el agua, van a tener que colocar una bomba, tanquecitos, etc”, detalla.

Lo cierto es que el problema está instalado en Pirque, como en otras comunas del país, en especial de la zona centro norte, donde el agua ya es un bien escaso y de alto valor. Un tesoro.

 

NEGOCIACIONES CON AGUAS ANDINAS

 

Sobre las conversaciones y tratativas entre los vecinos de San Juan y Aguas Andinas, con la mediación del municipio, la situación no tiene avances significativos. Sin embargo, hay un punto esencial, es la creación y puesta en marcha de una APR (Agua Potable Rural).

“Se ha ido concretando algunas mitigaciones y se está trabajando entre la comunidad de San Juan, la Municipalidad y Aguas Andina, en otro acuerdo para agregar otras compensaciones de mitigaciones que afectan a la comunidad. Hay una mesa de trabajo y de control de cumplimiento. Lo del APR va avanzando muy bien en las instancias que corresponde”, manifestó a Reportajes de PALD, el alcalde Balmaceda.

Por su parte, Sofía Melo indicó que si bien la polución ha bajado producto de la última lluvia, en el corto plazo no descartó que vuelva con fuerza, ya que no hay éxito en otras medias a este respecto. Asimismo, reveló que la empresa que está ejecutando las obras, estaría usando un elemento que provoca material particulado fino contaminante, peligroso para la salud humana.

(Nota en edición impresa de 18.8.18)