Reportaje

11 febrero, 2019

Muriel, la joven bailarina que no pudo con su mundo interno

Muriel, la joven bailarina que no pudo con su mundo interno

*La adolescente de 15 años, que falleció la tarde del lunes pasado en una estación del Metro,  tenía como meta ser odontóloga, aunque la danza era su mayor pasión.

*El hombre de 43 años, devastado por la pérdida, pidió que los padres escuchen y hablen con sus hijos.

Muriel Alejandra Paredes, de solo 15 años, llevaba un mundo interno donde el amor era un peso que no le dejaba tranquila.

El domingo de febrero, sostuvo una discusión con su pololo, con quien llevaba una relación -aparentemente- muy tormentosa.

Tras ello, todo fue silencio en ella. Se guardó la pena y una pesada carga que llevaba consigo, la que no sabía cómo descargar ni cómo sobrellevarla.

Así, llegó el lunes 4 de febrero, día de mucho sol en la capital, pero con nubes grises en el alma de Muriel, quien durante la tarde se dirigió a una de las estaciones de la Línea 5 del Metro, desde donde minutos más tarde su cuerpo sin vida fue derivado hasta el Servicio Médico Legal.

Con ello, Muriel ponía fin a su vida, la que estaba plagada de buenos momentos, en especial cuando estaba en la Academia de Danza de Puente Alto.

Sin embargo, con su partida dejó un dolor en sus padres, que difícilmente pueda aplacar el tiempo.

 

CONVERSACIÓN PENDIENTE

 

Aaron Paredes Jorquera (43), estaba trabajando bajo el servicio Uber, cuando la actual pareja de la madre de Muriel lo llamó para decirle que su hija había fallecido en el Metro de Santiago.

A partir de allí, todo fue difícil, doloroso y cuestionador para este hombre, quien en conversación con Reportajes de PALD, reveló que tenía una conversación pendiente con su hija.

“Ella tenía problemas con el pololo. Eso fue lo último que supimos, que había peleado con el pololo el día domingo, se pelearon y pasó. Ella había quedado de conversar conmigo el jueves (30 de enero) y no alcanzamos a conversar”, detalló a Reportajes de PALD.

El apesadumbrado padre, contó que su hija no dejó ningún tipo de mensaje explicando su dramática decisión, aunque él le sigue dando vuelta a ese encuentro que no pudo concretar con ella.

“Quizás qué habría querido conversar conmigo  es día. No alcanzamos a hablar y a lo mejor yo también fui el culpable al no haber hablado con ella antes”, relató un emocionado y triste Aaron.

Según Aaron Paredes, siempre hubo problemas entre Muriel y su pololo, a quien conoció muy poco.

“No sé por qué tomó esa decisión, al final”, recalcó el padre de la adolescente.

 

CONMOCIÓN EN EL COLEGIO

 

Luego de la confirmación de la muerte de Muriel, la noticia se conoció rápidamente entre el círculo de amistades de la joven, quienes no daban crédito a lo que había sucedido.

Lo mismo pasó con parte de los estudiantes  del Colegio Eyzaguirre, en especial de sus compañeros de curso, quienes llegaron hasta el domicilio de la joven, ubicado en calle Coquimbo, donde sus restos fueron velados.

Para Aaron Paredes, su hija era una joven normal, que tenía problemas como todas las adolescentes y que en el colegio tuvo problemas típicos de adolescente.

“Ella nunca tuvo problemas de mala conducta en el colegio. Solamente una vez que ella junto a otros compañeros lanzaron gas pimienta en la sala de clases. Ella se juntaba en ese entonces con unas niñas que eran mala influencia. De hecho igual fui hablar al colegio porque la querían suspender y caducar la matrícula. Pero fue una jugarreta y lo hicieron sin pensar”, recordó su padre.

-Cuando usted lograba conversar con ella, ¿Muriel le contaba sus sueños, los miedos que tenía?

 

-Estudiar, ella quería estudiar. Ella bailaba también, participaba en la academia de Danza Puente Alto y quería estudiar odontología.

 

HAY QUE HABLAR

 

De acuerdo a cifras comparables con los países del  OCDE, Chile ocupa el segundo lugar en el crecimiento de las tasas de suicidio, después de Corea del Sur.

Es por ello que el Ministerio de Salud ha hecho hincapié sobre esta materia, especial en la última década, debido al alto número de suicidios en el segmento infanto juvenil.

Según cifras oficiales, la cifra de muertes se sitúa en 10.2 por 100 mil habitantes, estando muy lejos de lo que ocurre en Corea del Sur, que lidera este gris ranking, que tiene suicidio de 30 por 100 mil habitantes.

En adolescentes,  entre 15 y 19 años,  el suicidio en el país  subió hasta 12.9 por 100 mil (2008), para luego bajar al 8.1 por 100 mil.

Por otro lado, la Fundación Todo Mejora indica que  el 94% de usuarios y usuarias de sus Canales de Apoyo, sufren depresión y altos niveles de ansiedad.

El Ciberbullying, la discriminación directa y la falta de apoyo familiar, serían parte de los factores que hoy en día están afectando a nuestros jóvenes.

Hay otros números que indican también que el 64% de quienes sufren acoso o maltrato en sus entornos cercanos, presentan comportamiento suicida en los últimos dos meses.

Para el padre de Muriel la clave es hablar con los hijos antes de que sea demasiado tarde.

“Yo le diría a los padres que hablen con sus hijos, que conversen. Ella tenía confianza conmigo y nunca habló sobre su relación y las peleas”, apuntó Aaron.

Lo cierto, es que la muerte de esta adolescente puentealtina ha enlutado no solo a sus padres y familiares, sino que a todo un grupo de personas que veían en ella a una joven con mucha energía y amante de la danza, pero que no pudieron desentrañar lo que le carcomía el alma y su deseo de vivir.

Buen viaje, Mury Alejandra…

 

 

DATOS GLOBALES

 

Para el Ministerio de Salud, el tema de la tasa de suicidios es una materia delicada y urgente de tratar, de ahí que entrega detalles de lo que pasa a nivel mundial:

-El suicidio es un problema importante de salud pública a nivel mundial, afectando a familias, comunidades y países enteros.

-Globalmente más de 800.000 personas mueren de suicidio cada año, lo equivalente a un suicido cada cuarenta segundos.

-Por cada muerte del suicidio, se estima que hay más de 20 intentos.

-El suicidio es la segunda causa principal de muerte en personas entre 15 y 29 años de edad.

-Por lo general, los hombres tienen más probabilidades de morir por suicidio que las mujeres, aunque las mujeres realizan más intentos de suicidio.

-El suicidio es prevenible con intervenciones oportunas basadas en la evidencia que son frecuentemente de bajo costo.

 

PREVENCIÓN

Desde el año 2008 se está implementando en Chile el Programa Nacional de Prevención del Suicidio, cuyo objetivo general es disminuir la tasa de lesiones autoinflingidas en la población que habita el país.

Este programa está basado en la intersectorialidad, y es liderado regionalmente  por las SEREMI de salud.

Los componentes del programa dicen relación con un sistema de vigilancia de la conducta suicida, planes regionales intersectoriales de prevención, programas de prevención en el ámbito escolar, capacitación a funcionarios de salud en atención primaria y servicios de urgencia de la red asistencial pública, la correcta cobertura mediática del suicidio y sistema de ayuda en situación de crisis.

De acuerdo a este programa del Minsal, la crisis suicida en la adolescencia pueden desencadenarse por:

-Decepciones amorosas y amores tormentosos

– Malas relaciones con figuras significativas (padre, madre o profesores)

– Problemas familiares

– Excesivas expectativas de los padres que sobrepasan las capacidades del adolescente

– Embarazo no deseado u oculto

– Acoso o abuso sexual por parte de figuras significativas

– Separación de amigos, compañeros de clases, novia/o – Muerte de un ser querido

– Pérdida de figuras significativas por separación, muerte o abandono, entre otras.

 

(Artículo en edición impresa de sábado 9.2.19)

 

 

 

 

*La adolescente de 15 años, que falleció la tarde del lunes pasado en una estación del Metro,  tenía como meta ser odontóloga, aunque la danza era su mayor pasión.

 

*El hombre de 43 años, devastado por la pérdida, pidió que los padres escuchen y hablen con sus hijos.

 

 

Muriel Alejandra Paredes, de solo 15 años, llevaba un mundo interno donde el amor era un peso que no le dejaba tranquila.

El domingo de febrero, sostuvo una discusión con su pololo, con quien llevaba una relación -aparentemente- muy tormentosa.

Tras ello, todo fue silencio en ella. Se guardó la pena y una pesada carga que llevaba consigo, la que no sabía cómo descargar ni cómo sobrellevarla.

Así, llegó el lunes 4 de febrero, día de mucho sol en la capital, pero con nubes grises en el alma de Muriel, quien durante la tarde se dirigió a una de las estaciones de la Línea 5 del Metro, desde donde minutos más tarde su cuerpo sin vida fue derivado hasta el Servicio Médico Legal.

Con ello, Muriel ponía fin a su vida, la que estaba plagada de buenos momentos, en especial cuando estaba en la Academia de Danza de Puente Alto.

Sin embargo, con su partida dejó un dolor en sus padres, que difícilmente pueda aplacar el tiempo.

 

CONVERSACIÓN PENDIENTE

 

Aaron Paredes Jorquera (43), estaba trabajando bajo el servicio Uber, cuando la actual pareja de la madre de Muriel lo llamó para decirle que su hija había fallecido en el Metro de Santiago.

A partir de allí, todo fue difícil, doloroso y cuestionador para este hombre, quien en conversación con Reportajes de PALD, reveló que tenía una conversación pendiente con su hija.

“Ella tenía problemas con el pololo. Eso fue lo último que supimos, que había peleado con el pololo el día domingo, se pelearon y pasó. Ella había quedado de conversar conmigo el jueves (30 de enero) y no alcanzamos a conversar”, detalló a Reportajes de PALD.

El apesadumbrado padre, contó que su hija no dejó ningún tipo de mensaje explicando su dramática decisión, aunque él le sigue dando vuelta a ese encuentro que no pudo concretar con ella.

“Quizás qué habría querido conversar conmigo  es día. No alcanzamos a hablar y a lo mejor yo también fui el culpable al no haber hablado con ella antes”, relató un emocionado y triste Aaron.

Según Aaron Paredes, siempre hubo problemas entre Muriel y su pololo, a quien conoció muy poco.

“No sé por qué tomó esa decisión, al final”, recalcó el padre de la adolescente.

 

CONMOCIÓN EN EL COLEGIO

 

Luego de la confirmación de la muerte de Muriel, la noticia se conoció rápidamente entre el círculo de amistades de la joven, quienes no daban crédito a lo que había sucedido.

Lo mismo pasó con parte de los estudiantes  del Colegio Eyzaguirre, en especial de sus compañeros de curso, quienes llegaron hasta el domicilio de la joven, ubicado en calle Coquimbo, donde sus restos fueron velados.

Para Aaron Paredes, su hija era una joven normal, que tenía problemas como todas las adolescentes y que en el colegio tuvo problemas típicos de adolescente.

“Ella nunca tuvo problemas de mala conducta en el colegio. Solamente una vez que ella junto a otros compañeros lanzaron gas pimienta en la sala de clases. Ella se juntaba en ese entonces con unas niñas que eran mala influencia. De hecho igual fui hablar al colegio porque la querían suspender y caducar la matrícula. Pero fue una jugarreta y lo hicieron sin pensar”, recordó su padre.

-Cuando usted lograba conversar con ella, ¿Muriel le contaba sus sueños, los miedos que tenía?

 

-Estudiar, ella quería estudiar. Ella bailaba también, participaba en la academia de Danza Puente Alto y quería estudiar odontología.

 

HAY QUE HABLAR

 

De acuerdo a cifras comparables con los países del  OCDE, Chile ocupa el segundo lugar en el crecimiento de las tasas de suicidio, después de Corea del Sur.

Es por ello que el Ministerio de Salud ha hecho hincapié sobre esta materia, especial en la última década, debido al alto número de suicidios en el segmento infanto juvenil.

Según cifras oficiales, la cifra de muertes se sitúa en 10.2 por 100 mil habitantes, estando muy lejos de lo que ocurre en Corea del Sur, que lidera este gris ranking, que tiene suicidio de 30 por 100 mil habitantes.

En adolescentes,  entre 15 y 19 años,  el suicidio en el país  subió hasta 12.9 por 100 mil (2008), para luego bajar al 8.1 por 100 mil.

Por otro lado, la Fundación Todo Mejora indica que  el 94% de usuarios y usuarias de sus Canales de Apoyo, sufren depresión y altos niveles de ansiedad.

El Ciberbullying, la discriminación directa y la falta de apoyo familiar, serían parte de los factores que hoy en día están afectando a nuestros jóvenes.

Hay otros números que indican también que el 64% de quienes sufren acoso o maltrato en sus entornos cercanos, presentan comportamiento suicida en los últimos dos meses.

Para el padre de Muriel la clave es hablar con los hijos antes de que sea demasiado tarde.

“Yo le diría a los padres que hablen con sus hijos, que conversen. Ella tenía confianza conmigo y nunca habló sobre su relación y las peleas”, apuntó Aaron.

Lo cierto, es que la muerte de esta adolescente puentealtina ha enlutado no solo a sus padres y familiares, sino que a todo un grupo de personas que veían en ella a una joven con mucha energía y amante de la danza, pero que no pudieron desentrañar lo que le carcomía el alma y su deseo de vivir.

Buen viaje, Mury Alejandra…

 

 

DATOS GLOBALES

 

Para el Ministerio de Salud, el tema de la tasa de suicidios es una materia delicada y urgente de tratar, de ahí que entrega detalles de lo que pasa a nivel mundial:

-El suicidio es un problema importante de salud pública a nivel mundial, afectando a familias, comunidades y países enteros.

-Globalmente más de 800.000 personas mueren de suicidio cada año, lo equivalente a un suicido cada cuarenta segundos.

-Por cada muerte del suicidio, se estima que hay más de 20 intentos.

-El suicidio es la segunda causa principal de muerte en personas entre 15 y 29 años de edad.

-Por lo general, los hombres tienen más probabilidades de morir por suicidio que las mujeres, aunque las mujeres realizan más intentos de suicidio.

-El suicidio es prevenible con intervenciones oportunas basadas en la evidencia que son frecuentemente de bajo costo.

 

PREVENCIÓN

Desde el año 2008 se está implementando en Chile el Programa Nacional de Prevención del Suicidio, cuyo objetivo general es disminuir la tasa de lesiones autoinflingidas en la población que habita el país.

Este programa está basado en la intersectorialidad, y es liderado regionalmente  por las SEREMI de salud.

Los componentes del programa dicen relación con un sistema de vigilancia de la conducta suicida, planes regionales intersectoriales de prevención, programas de prevención en el ámbito escolar, capacitación a funcionarios de salud en atención primaria y servicios de urgencia de la red asistencial pública, la correcta cobertura mediática del suicidio y sistema de ayuda en situación de crisis.

De acuerdo a este programa del Minsal, la crisis suicida en la adolescencia pueden desencadenarse por:

-Decepciones amorosas y amores tormentosos

– Malas relaciones con figuras significativas (padre, madre o profesores)

– Problemas familiares

– Excesivas expectativas de los padres que sobrepasan las capacidades del adolescente

– Embarazo no deseado u oculto

– Acoso o abuso sexual por parte de figuras significativas

– Separación de amigos, compañeros de clases, novia/o – Muerte de un ser querido

– Pérdida de figuras significativas por separación, muerte o abandono, entre otras.

 

(Artículo en edición impresa de sábado 9.2.19)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*La adolescente de 15 años, que falleció la tarde del lunes pasado en una estación del Metro,  tenía como meta ser odontóloga, aunque la danza era su mayor pasión.

 

*El hombre de 43 años, devastado por la pérdida, pidió que los padres escuchen y hablen con sus hijos.

 

 

Muriel Alejandra Paredes, de solo 15 años, llevaba un mundo interno donde el amor era un peso que no le dejaba tranquila.

El domingo de febrero, sostuvo una discusión con su pololo, con quien llevaba una relación -aparentemente- muy tormentosa.

Tras ello, todo fue silencio en ella. Se guardó la pena y una pesada carga que llevaba consigo, la que no sabía cómo descargar ni cómo sobrellevarla.

Así, llegó el lunes 4 de febrero, día de mucho sol en la capital, pero con nubes grises en el alma de Muriel, quien durante la tarde se dirigió a una de las estaciones de la Línea 5 del Metro, desde donde minutos más tarde su cuerpo sin vida fue derivado hasta el Servicio Médico Legal.

Con ello, Muriel ponía fin a su vida, la que estaba plagada de buenos momentos, en especial cuando estaba en la Academia de Danza de Puente Alto.

Sin embargo, con su partida dejó un dolor en sus padres, que difícilmente pueda aplacar el tiempo.

 

CONVERSACIÓN PENDIENTE

 

Aaron Paredes Jorquera (43), estaba trabajando bajo el servicio Uber, cuando la actual pareja de la madre de Muriel lo llamó para decirle que su hija había fallecido en el Metro de Santiago.

A partir de allí, todo fue difícil, doloroso y cuestionador para este hombre, quien en conversación con Reportajes de PALD, reveló que tenía una conversación pendiente con su hija.

“Ella tenía problemas con el pololo. Eso fue lo último que supimos, que había peleado con el pololo el día domingo, se pelearon y pasó. Ella había quedado de conversar conmigo el jueves (30 de enero) y no alcanzamos a conversar”, detalló a Reportajes de PALD.

El apesadumbrado padre, contó que su hija no dejó ningún tipo de mensaje explicando su dramática decisión, aunque él le sigue dando vuelta a ese encuentro que no pudo concretar con ella.

“Quizás qué habría querido conversar conmigo  es día. No alcanzamos a hablar y a lo mejor yo también fui el culpable al no haber hablado con ella antes”, relató un emocionado y triste Aaron.

Según Aaron Paredes, siempre hubo problemas entre Muriel y su pololo, a quien conoció muy poco.

“No sé por qué tomó esa decisión, al final”, recalcó el padre de la adolescente.

 

CONMOCIÓN EN EL COLEGIO

 

Luego de la confirmación de la muerte de Muriel, la noticia se conoció rápidamente entre el círculo de amistades de la joven, quienes no daban crédito a lo que había sucedido.

Lo mismo pasó con parte de los estudiantes  del Colegio Eyzaguirre, en especial de sus compañeros de curso, quienes llegaron hasta el domicilio de la joven, ubicado en calle Coquimbo, donde sus restos fueron velados.

Para Aaron Paredes, su hija era una joven normal, que tenía problemas como todas las adolescentes y que en el colegio tuvo problemas típicos de adolescente.

“Ella nunca tuvo problemas de mala conducta en el colegio. Solamente una vez que ella junto a otros compañeros lanzaron gas pimienta en la sala de clases. Ella se juntaba en ese entonces con unas niñas que eran mala influencia. De hecho igual fui hablar al colegio porque la querían suspender y caducar la matrícula. Pero fue una jugarreta y lo hicieron sin pensar”, recordó su padre.

-Cuando usted lograba conversar con ella, ¿Muriel le contaba sus sueños, los miedos que tenía?

 

-Estudiar, ella quería estudiar. Ella bailaba también, participaba en la academia de Danza Puente Alto y quería estudiar odontología.

 

HAY QUE HABLAR

 

De acuerdo a cifras comparables con los países del  OCDE, Chile ocupa el segundo lugar en el crecimiento de las tasas de suicidio, después de Corea del Sur.

Es por ello que el Ministerio de Salud ha hecho hincapié sobre esta materia, especial en la última década, debido al alto número de suicidios en el segmento infanto juvenil.

Según cifras oficiales, la cifra de muertes se sitúa en 10.2 por 100 mil habitantes, estando muy lejos de lo que ocurre en Corea del Sur, que lidera este gris ranking, que tiene suicidio de 30 por 100 mil habitantes.

En adolescentes,  entre 15 y 19 años,  el suicidio en el país  subió hasta 12.9 por 100 mil (2008), para luego bajar al 8.1 por 100 mil.

Por otro lado, la Fundación Todo Mejora indica que  el 94% de usuarios y usuarias de sus Canales de Apoyo, sufren depresión y altos niveles de ansiedad.

El Ciberbullying, la discriminación directa y la falta de apoyo familiar, serían parte de los factores que hoy en día están afectando a nuestros jóvenes.

Hay otros números que indican también que el 64% de quienes sufren acoso o maltrato en sus entornos cercanos, presentan comportamiento suicida en los últimos dos meses.

Para el padre de Muriel la clave es hablar con los hijos antes de que sea demasiado tarde.

“Yo le diría a los padres que hablen con sus hijos, que conversen. Ella tenía confianza conmigo y nunca habló sobre su relación y las peleas”, apuntó Aaron.

Lo cierto, es que la muerte de esta adolescente puentealtina ha enlutado no solo a sus padres y familiares, sino que a todo un grupo de personas que veían en ella a una joven con mucha energía y amante de la danza, pero que no pudieron desentrañar lo que le carcomía el alma y su deseo de vivir.

Buen viaje, Mury Alejandra…

 

 

DATOS GLOBALES

 

Para el Ministerio de Salud, el tema de la tasa de suicidios es una materia delicada y urgente de tratar, de ahí que entrega detalles de lo que pasa a nivel mundial:

-El suicidio es un problema importante de salud pública a nivel mundial, afectando a familias, comunidades y países enteros.

-Globalmente más de 800.000 personas mueren de suicidio cada año, lo equivalente a un suicido cada cuarenta segundos.

-Por cada muerte del suicidio, se estima que hay más de 20 intentos.

-El suicidio es la segunda causa principal de muerte en personas entre 15 y 29 años de edad.

-Por lo general, los hombres tienen más probabilidades de morir por suicidio que las mujeres, aunque las mujeres realizan más intentos de suicidio.

-El suicidio es prevenible con intervenciones oportunas basadas en la evidencia que son frecuentemente de bajo costo.

 

PREVENCIÓN

Desde el año 2008 se está implementando en Chile el Programa Nacional de Prevención del Suicidio, cuyo objetivo general es disminuir la tasa de lesiones autoinflingidas en la población que habita el país.

Este programa está basado en la intersectorialidad, y es liderado regionalmente  por las SEREMI de salud.

Los componentes del programa dicen relación con un sistema de vigilancia de la conducta suicida, planes regionales intersectoriales de prevención, programas de prevención en el ámbito escolar, capacitación a funcionarios de salud en atención primaria y servicios de urgencia de la red asistencial pública, la correcta cobertura mediática del suicidio y sistema de ayuda en situación de crisis.

De acuerdo a este programa del Minsal, la crisis suicida en la adolescencia pueden desencadenarse por:

-Decepciones amorosas y amores tormentosos

– Malas relaciones con figuras significativas (padre, madre o profesores)

– Problemas familiares

– Excesivas expectativas de los padres que sobrepasan las capacidades del adolescente

– Embarazo no deseado u oculto

– Acoso o abuso sexual por parte de figuras significativas

– Separación de amigos, compañeros de clases, novia/o – Muerte de un ser querido

– Pérdida de figuras significativas por separación, muerte o abandono, entre otras.

 

(Artículo en edición impresa de sábado 9.2.19)