Una Labor un Personaje

26 noviembre, 2018

Juan Platter, entre la informática y la docencia

Juan Platter, entre la informática y la docencia

A principios de los ochenta llega a Puente Alto Juan Platter del Mar, desde su natal Traiguén. El hombre se aventuró  a buscar fortuna en la capital,  pues según dice “nunca le gustó la vida de campo”. Sus padres, agricultores, descendientes de migrantes suizo/alemanes, no compartieron la decisión de su hijo, pero la respetaron.

“Estudié en colegios de Traiguén y Angol. Al salir, di la Prueba de Aptitud Académica, quedando en la carrea de Pedagogía en Química y Ciencias Naturales en la Universidad de La Frontera. Nosotros en la familia éramos tres hermanos, y no estaban las condiciones económicas  para que yo estudiara, decidiéndome  venir a Santiago”, indica.

Fue así como llega primero a la casa de un primo en Ñuñoa, su único conocido, comenzando a trabajar de junior en diferentes negocios y locales, entre ellos, una chocolatería ubicada en el Parque Arauco, época en que el centro comercial se había inaugurado recientemente.

“Era un cabro chico, sin experiencia, con ganas de aprender”, recuerda. “Por esas cosas de la vida, se me dio la oportunidad  de ingresar a Carabineros, a través de un llamado especial en el mes abril, al cual postulé y quedé, en mayo del ’83, en la Escuela de Carabineros. De ahí luego me destinaron a la 20ª. Comisaría Puente Alto, y es en ese momento cuando decidí ‘echar raíces’ en la comuna, pues me recordaba a mi  querido sur…. ¡lo encontraba muy parecido! con sus grandes campos y su ambiente mucho más rural”, agrega.

En el año 1984 se crea la Dirección de Informática de Carabineros de Chile, lo que llama de inmediato la atención de don Juan, siempre ávido por aprender cosas nuevas, a la que postula e ingresa.

Cabe destacar que por esos esos años todo lo relacionado al tema de la computación estaba “en pañales”, en el país, siendo don Juan pionero en esta materia en la institución uniformada, participando de su creación.  Desde entonces, elige seguir prestando servicios como oficial civil en  dicho departamento, desarrollando funciones como programador e ingeniero especializado del área, trabajo en el que se desempeñó por 30 años.

 

EL “PROFE”

En 1999, comienza a dar clases relacionadas con el sistema que usa Carabineros de Chile en su diario trabajo en  el tema informático, las que realiza  en la Escuela de Formación en Cerrillos y la Escuela de Suboficiales en Macul.  “Enseño sobre el manejo del programa computacional en el que se ingresan las denuncias, los partes, las constancias, etc. lo que está todo conectado en red. ¡Quién diría que 17 años después terminaría siendo ‘profe’! siempre me gustó, pues lo que deseaba estudiar en un principio era pedagogía”, sostiene.

El año 2012 don Juan se acoge a retiro, pero hasta hoy continúa como profesor de informática en Carabineros de Chile. “Llevo ya 18 años, y aquí estaré hasta que me la pueda”, afirma.

 

(Nota en edición impresa de sábado 24.11.18)