Nuestra Empresa

Comparte

numerounoPuede el que Cree que Puede”, slogan que acuñó el fundador de “Puente Alto al Día” (PALD), Juan Rojas Maldonado (Q.E.P.D.), al dar vida a este medio de prensa, un 14 de septiembre de 1962. Desde esa fecha, mucha agua ha corrido bajo el puente, mostrando en la actualidad un periódico robusto y muy bien arraigado en el corazón de los puentealtinos, en la provincia Cordillera y en los habitantes de La Pintana.

El primer número de PALD apareció el 15 de septiembre de 1962 y se agotó a las 24 horas, siendo voceado –singularmente- por su fundador y sus colaboradores, en las añosas victorias, tiradas por caballos. Este ciclo que ya tiene 45 años empezó de manera auspiciosa, pese a que fueron pocos los comerciantes que colaboraron con su publicidad. Era, quizás, natural. Puente Alto era una villa que reunía apenas unos pocos miles de habitantes y ni siquiera se soñaba con llegar a contener 600 mil y más, como somos en la actualidad, convirtiéndose en la comuna más poblada del país.

Sus inicios partieron con la llegada de la primavera, el afinar de guitarras y arpas para festividades patrias y con el sabor triunfante de lo ocurrido en el mundial de fútbol de 1962, realizado en Chile.

Desde ahí, comienza este sueño quimérico de hacer periodismo local, con la particularidad de aceptar el desafío de realizarlo sólo a unos cuantos kilómetros de la gran capital, donde periódicos de tirada nacional parecieran absorberlo, pero la asiduidad y el permanente ahínco de ir tras la noticia nuestra, lo han llevado a transformarse en periódico de los habitantes de Cordillera y sus alrededores.

Sus permanentes innovaciones, que parten con comprar servicios de impresión externos; el adquirir maquinarias necesarias que componían el antiguos sistema de impresión Tipográfica, con prensas planas y linotipias; para luego incorporar el moderno sistema Offset y digital, junto con ellos la edificación de sus modernas y céntricas instalaciones, dan paso a una era futuristas y de proyecciones empresariales, guiadas por el constante afán de informar cada vez mejor a sus miles de lectores.

Estas épocas han estado marcadas también por el cambio generacional que le ha tocado enfrentar a esta empresa; el alejamiento repentino y lamentable de su fundador, don Juan Rojas Maldonado, un 27 de mayo de 1988, y de muchos de sus colaboradores, en los cuales, Rojas Maldonado, inculcó aquella premisa franca de la Orden de hacer “correr por sus venas, la tinta negra del periodismo”, que marca a quienes abrazan esta profesión.

Con cuarenta y cinco años de ininterrumpida trayectoria, “Puente Alto al Día” es hoy un medio de prensa bisemanal, con moderna tecnología, y, lo más importante, confeccionado por genuinos puentealtinos que han seguido la huella dejada por Juan Rojas Maldonado, en sus ilustradas páginas de la vida, haciendo palpitar más fuerte que nunca sus corazones con aquella frase que sigue muy arraigada entre todos los que dan vida a PALD, como es “Puede el que Cree que Puede”.

Porque creemos que podemos, es que emprendimos este nuevo desafío y lo incorporamos a nuestras primicias, de mostrar al mundo, a través de la web, lo que sucede noticiosamente en la provincia Cordillera y sus alrededores, que, junto con el soporte de papel, estamos constituyendo una muy buena alianza entre ambos sistemas comunicacionales, para un permanente y prolongado futuro.