27 noviembre, 2017

Allegados de La Pintana luchando por viviendas y barrios dignos

Coordinadora de Allegados de La Pintana

La “Coordinadora de Allegados de La Pintana” se compone de 22 comités de toda la comuna,  a la que en el último tiempo también se han sumado entidades con la misma problemática de sectores aledaños como La Florida, Puente Alto y San José de Maipo.  La organización reúne a cerca de 1200 familias, quienes luchan por el derecho a una casa y un barrio digno que todos merecemos.

La coordinadora se enmarca dentro del plan de acción que realiza “Pintana Solidaria”, organización que funciona en la sede de la JJ.VV. de la población San Rafael.   José Hidalgo, uno de sus representantes, cuenta que la entidad presenta dos grandes proyectos, uno de los cuales ya se ganó, tras mucho tiempo de lucha y movilizaciones, el que se comenzará a construir pronto en los terrenos de la U. de Chile (Antumapu), beneficiando así a más de mil familias.

Actualmente, la Coordinadora se encuentra luchando por un segundo proyecto, que de concretarse dará respuesta a  cerca de 1740 soluciones habitaciones, el cual es conocido como “La Platina”. “Acá cerca hay una ternero de 300 hectáreas  que también son de Antumapu, que pertenecen al Misterio de Agronomía, por lo tanto, son fiscales. Ahí, el Serviu compró hace más de 15 años 160 hectárea para construir un zoológico, el que nunca se materializó”, explica Hidalgo.

En esta misma línea, agrega: “de todos los gobiernos que han pasado, ninguno ha hecho nada. Así que decidimos que ese terreno debe ser para La Pintana exigiendo la construcción de un parque intercomunal de 52 hectáreas, el que ya está aprobado, y estamos peleando el terreno restante de 50 hectáreas para los allegados de la comuna, con el objetivo que se construyan viviendas sociales. El resto de hectáreas, que las autoridades dispongan lo que deseen conveniente, pues no estamos en contra de proyectos inmobiliarios mientras éstos no afecten nuestro entorno”.

 

LA EFECTIVIDAD DE LAS MOVILIZACIONES

Yesenia Olguín, del Comité “Puerta de las Estrellas” de la población Pablo de Rokha, cuenta que llevan dos años participando en la Coordinadora. “Nos hemos encargado que los  comités tengan fuerza y luchen por una mejor calidad de vida para los vecinos. Es nuestra convicción, la que hemos ido inculcando a nuestros pobladores para  que las autoridades no nos pasen a llevar, haciendo promesas que al final no  se cumplen”.

En tanto Elizabeth Meléndez, asesora del Comité de la Coordinadora de La Pintana señala: “actualmente tengo 6 comités bajo mi cargo en el sector nor-poniente de El Roble. Trabajo en La Pintana Solidaria hace 5 años. Quiero dejar en claro que lo que  pedimos los pobladores no son limosnas, sino algo que nos merecemos, pues el Estado está en deuda desde hace muchos años con nosotros”.

Gonzalo Barría, miembro del comité La Quimera, deja muy en claro que todo lo que se ha conseguido hasta la fecha  ha sido gracias a las movilizaciones que han mantenido a través de los años. “Los temas que se tratan y hablan en la Coordinadora, se lleva a las asambleas para realizar los movimientos en las calles y así hacernos visibles al Serviú a través de manifestaciones. Agradecemos también a los profesionales que nos han asesorado en materias legales y de construcción, entre otras temas, educando al respecto a nosotros y a nuestros pobladores”, sostienen.

(Nota disponible en edición de papel de sábado 24.11.17)

FORCENTER