25 septiembre, 2014

Detienen a padre de menor muerto de un disparo en la Teniente Merino

Para nadie en la población Teniente Merino resultó un vuelco ni una sorpresa mayúscula la detención del padre del pequeño de tres años que en la tarde de 18 de septiembre fue alcanzado por un proyectil balístico en la cabeza, el que finalmente le costó la vida. Si bien a las horas de ocurrido el episodio y por sindicación de una joven de 18 años que habitaba el inmueble donde se produjo el hecho se detuvo a otro sujeto, era un secreto a voces que el disparo provenía de una pistola que presuntamente manipulaba el progenitor de la criatura identificada con las iniciales D.J.F.U.
Las primeras luces públicas de esa situación las dieron los padres de la persona detenida y puesta a disposición del Juzgado de Garantía el viernes 19 de septiembre.
A la salida de la audiencia la teoría alternativa levantada por los familiares del detenido apuntaba a que se trató de un accidente. La madre del imputado, sin explicar cómo obtuvo el antecedente dijo que al padre del niño se le había escapado un tiro.
Fue así como la Brigada de Homicidios Metropolitana de la PDI detuvo a C. F. P. (23), imputado de ser el autor del disparo que le quitó la vida a su hijo al interior de una habitación del segundo piso de la propiedad ubicada en el pasaje Gabriela Mistral, en la populosa y tradicional población Teniente Merino de esta comuna.
En primera instancia, el deceso del pequeño fue atribuido a una “bala loca” que ingresó a su domicilio y lo impactó en el cráneo. Según esta versión, los disparos se hicieron desde la calle hacia la casa, cuestión que a través de pericias y de testimonios se descartó definitivamente.
En la audiencia, se fijó una fecha de formalización para el día 14 de octubre próximo, oportunidad en la que también se determinarán las medidas cautelares.

FORCENTER