25 julio, 2018

Formalizan a chofer de mortal persecución en avenida Quitalmahue

Formalización de conductor

 

Con la medida cautelar de arraigo nacional y un plazo de investigación inicial de 120 días, culminó la audiencia de formalización de Nicolás Lincheo Amaya, de 26 años, quien fue puesto a disposición del  Tribunal por la responsabilidad que le afecta en la muerte en atropello del menor Iván Villanueva Soto, hecho ocurrido el martes recién pasado en la intersección de Quitalmahue con la calle de servicio de la caletera de la autopista de acceso sur.

Hoy se llevó a efecto la audiencia de Control de la detención y de Formalización de cargos del imputado que se entregó en carabineros de la 66ª Comisaría de Bajos de Mena, después que quedara al descubierto que era  la persona que manejaba el vehículo involucrado y no su padre como se pretendió hacer creer en un primer momento.

Si bien la situación quedó al descubierto tras producirse el hecho de sangre, por aporte de información entregado por familiares del imputado, confirmado por carabineros y relatado en audiencia por el fiscal del Ministerio Público, el origen de todo estuvo en calle Eyzaguirre, lugar en el que se detectó el vehículo robado y cual pretendían recuperar sus dueños.

Los afectados se movilizaban en una camioneta Nissan D-21 el vehículo tres cuartos en calle Eyzaguirre y la intención inicial era recuperar el móvil, por lo que uno de los ocupantes de la camioneta de nombre Maikel se bajó del vehículo con la intención de retener a un sujeto que estaba en la conducción de la Frontier. Lejos de lograr el objetivo, el único ocupante efectuó una maniobra de viraje, le lanzó el móvil al joven logrando atropellarlo y generar daños a la camioneta.

El hombre, que iba en compañía de otro varón adulto y de una mujer, iniciaron un seguimiento a distancia con la intención de verificar su ruta, pero en calle Quitalmahue se produjo derechamente una persecución. Antecedentes proporcionados en el lugar y detallados en la audiencia, los afectados habrían tratado de obstaculizarle el paso, pero el conductor siguió su carrera en dirección a la caletera.

A metros del lugar, el vehículo tres cuartos robado se estrelló con una barrera de contención, al tiempo que prácticamente sobre la marcha descendió su único ocupante, para seguir escapando a pie en dirección al sur. Esto de acuerdo a la declaración del hombre que fue detenido por la responsabilidad que le pudiera afectar en los hechos.

De acuerdo a la información que se conoció en el lugar, el conductor indicó que al momento de producirse la repentina bajada desde el vehículo tres cuartos, no pudo activar su sistema de frenos, la camioneta se “ronceó” por la velocidad en que se movilizaban y arrolló al desconocido que resultó ser un adolescente de 15 años, con domicilio en la población Carol Urzúa.